Editorial

Pensando a Chile, después de la crisis

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

n nuestra edición de ayer consignamos no uno, sino varios eventos, en los que economistas de distintos centros de estudios y universidades abordaron una serie de temáticas cuyo hilo en común resumimos como “lo que falta y lo que viene” para la economía en el Chile pospandemia. Se trata en sí mismo de una señal alentadora, porque si existe un consenso transversal, es que la crisis del Covid-19 tendrá no sólo severos efectos económicos de corto plazo y mediano plazo como los que ya estamos viendo, sino también otros de más largo aliento que demandan un esfuerzo de reflexión —y luego de adaptación— que recién comienza.

Imagen foto_00000001

La situación fiscal del país es un área de evidente preocupación. Las políticas de emergencia que se están implementando para hacer frente a la pandemia, y las que aún faltan por definir, implicarán un gasto público que tal vez no tenga precedente, de modo que un propósito de “consolidación fiscal”, como planteó ayer un expresidente del Banco Central, parece crucial para cualquier estrategia de salida de esta crisis. Desde luego, ello no será posible sin acuerdos políticos que viabilicen una política fiscal consistente con los desafíos de Chile una vez que el mundo finalmente derrote al coronavirus. Hoy, esa necesaria altura de miras a nivel político está lejos de ser una certeza.

Por otro lado, si la duración de la crisis y la forma que tomará la recuperación —en U, V, W, etc.— son también lógicos motivos de preocupación, mucho más lo son las incómodas preguntas de fondo que la pandemia ha puesto más en evidencia que antes: ¿construiremos la infraestructura que escasea en tantos ámbitos, empezando por hospitales públicos de calidad? ¿Haremos las reformas institucionales correspondientes o mantendremos las actuales rigideces? ¿Impulsaremos regulaciones que promuevan el auge de la economía digital o más bien pondremos barreras que lo frenen?

De las respuestas a esas y otras interrogantes depende en gran medida que el desarrollo vuelva a ser un objetivo alcanzable, no sólo una aspiración.

Lo más leído

DF Multimedia