×
Editorial

Pensiones: una reforma instrumental

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

l Presidente Piñera ha entregado los lineamientos de la reforma previsional que presentará la próxima semana al Congreso. Esto ocurre luego de meses de dura y tensa negociación parlamentaria —que se hizo aún más compleja por el prolongado contexto de crisis social—, y gracias a que el gobierno ha finalmente presentado un proyecto que accede en puntos importantes a los requerimientos de la oposición. Aunque esto quizás ayude a agilizar la tramitación —lo que no es garantía, pues no existe consenso opositor al respecto—, plantea dudas sobre cuánto beneficia al sistema de pensiones en su conjunto de cara al futuro.

Desde luego parece razonable que se proponga aumentar la cotización de manera importante, pues la viabilidad del sistema pasa necesariamente —aunque no exclusivamente— por una mayor disponibilidad de recursos para financiar las pensiones de más personas durante más tiempo. Sin embargo, es discutible que la mitad de dicho aumento se destine a un fono solidario en lugar de a las cuentas individuales de quienes son los dueños de esos ahorros. Más aun considerando que, previsiblemente, esa proporción arriesgar crecer durante la negociación política que se avecina.

Por otra parte, el proyecto insiste en asignarle un rol a un nuevo ente estatal como administrador de la cotización adicional, en lugar de introducir incentivos para una mayor competencia entre las AFP, o entre ellas y los nuevos actores que contemplaría la reforma gracias a la reducción del encaje financiero, como sociedades sin fines de lucro o cooperativas de afiliados. Y si bien el subsidio temporal a la cotización extra es en teoría sólo un préstamo, lo cierto es que hay que considerar hoy la mayor presión fiscal.

La búsqueda de una tramitación expedita también se revela en la omisión de aumento en la edad de jubilarse, una variable reconocidamente clave a la luz de la realidad demográfica y los cambios en el mundo laboral.

En suma, una reforma políticamente instrumental, pero que, correctamente, mantiene el concepto de ahorro personal como base del sistema de pensiones.

Lo más leído