×
Editorial

Positivos indicios para la economía

  • T+
  • T-

Desde el mundo de las estadísticas están surgiendo nuevos argumentos para quienes quieren ver el vaso de la economía chilena medio lleno. Probablemente la señal más categórica provino de los propios empresarios, donde el índice de expectativas volvió a tocar máximos en abril. Pero no es la única. En la banca, la demanda de los hogares por créditos de consumo anotó una fuerte alza durante el mismo mes. A eso se suman además los índices sectoriales, que en el tercer mes del año arrojaron un sólido avance, impulsados principalmente por la actividad minera.

Todas estas señales se reflejan además en el mercado laboral, donde por segunda vez consecutiva se vio una recuperación del trabajo asalariado, lo que apunta a una mejora en la calidad del empleo. Junto con ello, el crecimiento de la fuerza laboral sugiere mayores expectativas de encontrar ocupación.

Todas estas cifras son válidas y positivas. Sin embargo, por ahora, son solo buenos indicios de una reactivación que todavía no se concreta.

El repunte de las cifras sectoriales, por ejemplo, incluye una inesperada baja en las manufacturas, mientras que el despegue minero está contaminado por la huelga de Escondida del año pasado. Y aunque el desempeño general del empleo es positivo, no se puede soslayar que la cifra de cesantía aumentó.

Es claro que estamos ante un cambio para mejor en las perspectivas, pero todavía hay que esperar para saber si ese giro se va a consolidar. Y el panorama externo, que es clave para una economía pequeña como Chile, muestra aún grandes incertidumbres. En ese sentido, las autoridades locales hacen bien en celebrar las cifras con moderación y aguardar una tendencia más clara antes de cantar victoria.

Lo más leído

DF Videos