Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Editorial

Preocupante tendencia inflacionaria

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

a inesperada alza registrada por el IPC en octubre (1,3%) ha encendido nuevamente las alarmas sobre la fuerza del proceso inflacionario. Quedando todavía dos meses para que termine el año, la inflación acumulada a octubre totaliza 5,8%, y si la comparación considera los últimos doce meses, la cifra sube a 6%.

Es efectivo que hay factores externos e internos que explican el fenómeno, pero nadie podría desconocer que estos últimos están adquiriendo una creciente importancia en el cambio de tendencia que se está manifestando. El alza de precios está reflejando una fuerte presión de demanda producto de la gran liquidez existente, en el contexto de una capacidad instalada en ese sector que es limitada.

Imagen foto_00000001

Este caso puntual sirve para explicar el problema de fondo subyacente: la mayor liquidez está impulsando un fuerte aumento del gasto agregado y del PIB, el cual probablemente se va a expandir este año a una tasa superior al 11%, en circunstancias de que la capacidad de crecimiento de la economía considerando los recursos de trabajo y capital disponibles, así como su actual tasa de utilización, no sobrepasa el 2,5%.

En vísperas de la discusión en el Senado sobre un cuarto retiro, su eventual aprobación -aunque se le incorporen algunos condicionamientos y se elimine la indicación que incluye "anticipos" desde las rentas vitalicias- contribuiría a agravar el problema. Ello no solo tendría delicados efectos financieros en el corto y mediano plazo, sino que además dificultaría enormemente la labor del Banco Central en su tarea de enrielar la economía por una ruta que permita recuperar la estabilidad macro, ya que un "desanclaje" de las expectativas de inflación con las metas anunciadas por el instituto emisor -como acertadamente lo señaló la consejera Rosanna Costa a este diario- haría mucho más costoso el ajuste.

¿Y quiénes van a pagar este costo en mayor proporción? Los bolsillos de los chilenos a través de este impuesto inflacionario, y todos los que necesiten recurrir a financiamiento de largo plazo para poder llevar a cabo sus proyectos, sean emprendedores o personas que aspiran al sueño de una casa propia.

Lo más leído