×
Editorial

Presupuesto fiscal expansivo

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000003

a ley de presupuestos aprobada en el Congreso para 2020 marca un cambio significativo respecto de la tónica en los ciclos presupuestarios anteriores. El contexto de inestabilidad política, social y económica bajo el cual debió tramitarse, se tradujo en un ambiente altamente tensionado.

Pero más allá de los aspectos puntuales que dominaron la discusión final –como el fortalecimiento del pilar solidario del sistema previsional-, lo central es destacar que este nuevo presupuesto se va a traducir en un aumento de 4,5% en el gasto público durante el próximo año, muy por encima del 3% contemplado cuando ingresó a trámite legislativo en septiembre. Y esto, en un contexto en que las proyecciones de crecimiento para el próximo año bajaron de 3,3% a 2,3%, lo cual significa US$ 600 millones menos en recaudación tributaria.

Definitivamente, el presupuesto fiscal 2020 es expansivo, y no hubiera sido responsable avanzar más allá. ¿Cómo van a cuadrar las cuentas? Se autorizó un endeudamiento de hasta US$ 9.000 millones -con lo cual la deuda pública como proporción del PIB probablemente va a superar el 30% el próximo año-, y el Gobierno anunció que va a girar US$ 1.400 millones desde el Fondo de Estabilización Económica.

Se argumenta que, ante eventos extraordinarios, es razonable recurrir a mayor deuda así como al uso de reservas acumuladas; también se ha instalado el concepto de que los gastos permanentes deben ser financiados con ingresos permanentes. Ante el nuevo presupuesto aprobado, el Ministerio de Hacienda debe dar a conocer prontamente su estimación del desvío de la meta fiscal previamente comprometida por el Gobierno, como también una propuesta de calendario de ajuste para volver a un patrón compatible con un equilibrio fiscal de largo plazo. En esta edición, economistas estiman que el déficit fiscal del próximo año será el mayor desde 2009.

Las clasificadoras de riesgo han reaccionado con cautela ante el nuevo escenario fiscal, porque entienden que se trata de un escenario excepcional. Pero al mismo tiempo están a la espera de señales claras acerca de los compromisos de adaptación previstos para los próximos períodos.

Lo más leído