×
Editorial

Salir de la crisis, con sentido de responsabilidad

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

a sociedad chilena está conmocionada por los acontecimientos de los últimos días. Si bien numerosos comentaristas y analistas ahora aseguran que “las señales siempre estuvieron ahí”, ello no parece más que una facilista explicación ex post facto para un conflicto que aún no terminamos de comprender. Por ahora todo gira en torno a interpretaciones razonables de problemas conocidos —la desigualdad, las bajas pensiones, los medicamentos caros, la vulnerabilidad del empleo, la pobre calidad de la política y otros—, pero aún no existe, y quizás no puede existir, un petitorio de demandas para un fenómeno social que carece de voceros y de programa.

Desde luego, es positivo que lo ocurrido aliente una reflexión ciudadana e institucional sobre esas innegables carencias, y sobre cómo abordarlas. Existe el riesgo, sin embargo, de que en el legítimo afán de apresurar soluciones y superar este evento crítico, se instalen formas de pensar que expresen genuinas buenas intenciones, pero que sean un lastre a futuro.

Tanto desde el gobierno como del sector privado han surgido propuestas e iniciativas generosas que se agradecen en términos de la mejora del clima, pero que no necesariamente solucionan los problemas de fondo más urgentes.

Cabe preguntar no sólo de dónde saldrán los recursos para financiarlas, sino cuáles serán sus efectos derivados. Por ejemplo, si una gran empresa anuncia un piso de salario mayor para sus empleados, ¿deben, y más importante, pueden hacerlo también las pymes sin comprometer su viabilidad? Si se fija apresuradamente un “ingreso mínimo garantizado”, sin una adecuada discusión técnica en el Congreso, ¿no hay ahí un incentivo para que en ciertos casos se congelen sueldos bajos, sabiendo que el Estado aportará la diferencia hasta el nuevo mínimo, como sugiere un columnista en esta página?

Dejarse llevar por la ilusión de que las declaraciones altruistas son la vía de salida arriesga ser un obstáculo para asumir el necesario sentido de responsabilidad que permitirá resolver los problemas.

Lo más leído