Editorial

Segundo retiro del 10%, segunda equivocación

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

i bien la reforma que permitió el retiro anticipado de fondos previsionales en razón de la crisis por la pandemia se presentó —y se aprobó— como algo que se haría por una única vez, ya se tramita en el Congreso un segundo proyecto con el mismo fin.

Aunque impulsada por una diputada de oposición, la iniciativa nuevamente divide a las filas del oficialismo, donde ya distintos parlamentarios se han manifestado a favor o en contra. Su destino es incierto, según consignó este diario, pero su sola presentación resulta preocupante, pues nuevamente se trata a las pensiones de los chilenos con un enfoque cortoplacista que contradice la esencia de un sistema previsional a la vez viable y responsable.

Imagen foto_00000002

El argumento detrás de este segundo retiro excepcional de fondos de las AFP es que las ayudas económicas de emergencia que ha dispuesto del Estado en esta crisis no están llegando, o no lo suficiente, a segmentos de la población que, por ende, requieren con urgencia acceder a sus ahorros previsionales para hacer frente a la pérdida de ingresos debido a la pandemia. Aun si ello es así, la respuesta no puede ser (de nuevo) recurrir a dineros destinados exclusivamente a financiar las jubilaciones, para afrontar la estrechez inmediata. Si existen ineficiencias o insuficiencias en los mecanismos de ayuda estatales, debe ser el Estado el que se haga cargo, no los ahorrantes.

Por otra parte, se defiende este segundo retiro anticipado señalando que el primero no produjo “el descalabro” que temían sus detractores. Ello es tan falaz como irresponsable.

Falaz, porque el descalabro efectivamente se produjo, como demuestran los 1.800.000 afiliados que quedaron sin fondos en sus cuentas individuales, y los millones más que hoy ven sus ahorros (y sus futuras pensiones) sensiblemente reducidos. Irresponsable, porque quienes hacen las leyes, como quienes gobiernan, deben pensar en las consecuencias que tendrán sus decisiones más allá del siguiente ciclo electoral: el real costo de esta política se sentirá en las próximas décadas y lo pagarán los jubilados.

Lo más leído

DF Multimedia