×
Editorial

Sobregastos en salud

  • T+
  • T-

La salud es seguramente uno de los ítems de gasto familiar en que es más difícil ahorrar. Muchas veces es inevitable porque está en juego la vida o las capacidades físicas y síquicas de las personas. Pero además se trata de un bien muy preciado, por lo que no suele buscarse aquí el ahorro, como sí podría hacerse en otros aspectos de lo cotidiano.

La discusión sobre las cuentas fiscales que ha enfrentado al actual gobierno con las autoridades de la administración anterior tiene justamente en la salud, y la escasa capacidad de controlar los gastos en esta área, uno de sus elementos más cruciales. De los US$ 5.500 millones informados por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, como gastos comprometidos y no financiados para el período 2018-2021, US$ 4.400 millones corresponden a gastos en salud, principalmente derivados de sobregasto hospitalario.

En el reciente debate sobre las finanzas del Estado está presente un asunto clave: ¿es posible controlar este gasto en el futuro, considerando que se trata de un requerimiento que más bien parece creciente?

La respuesta no es obvia. El Presidente Piñera puso a la salud entre sus prioridades y comprometió la convocatoria a una comisión de trabajo para estudiar diversos aspectos relacionados a este asunto. Esta instancia asesora podría ser un lugar propicio para avanzar en fórmulas que permitan enfrentar el desafío.

Lo claro es que hay un reto ineludible en conjugar un eficiente uso de los recursos fiscales con un manejo sano de las finanzas públicas y, sobre todo, con la atención eficaz y oportuna de los requerimientos de salud de la población.

El desafío es de priorización en las políticas públicas, de gestión sectorial y también de transparencia.

Lo más leído

DF Videos