Suscríbete


Suscríbete

50%dcto

Editorial

Sostenibilidad fiscal y Presupuesto 2022

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

iversos actores, el Banco Central entre ellos, han enfatizado la exigida posición fiscal chilena luego de los gastos extraordinarios realizados este año y el anterior para enfrentar la crisis económica de la pandemia. Puesto en términos crudos, tanto el nivel de gasto estatal como el de deuda pública son, además de inéditos, insostenibles en el corto plazo.

Imagen foto_00000002

Esta semana, el Consejo Fiscal Autónomo (CFA) reiteró ese diagnóstico en su informe anual a la comisión especial mixta de Presupuestos, agregando entre los probables efectos una nueva rebaja en la clasificación de riesgo de Chile, con el mayor costo de financiamiento en el mercado internacional.

Sin duda es legítimo debatir hasta qué punto ha sido positivo, o no, que Chile sea uno de los países que mayor porcentaje de su PIB ha destinado a las ayudas económicas en pandemia; pero una de las consecuencias indudables de ese compromiso es que el erario se encuentra hoy en una posición sumamente delicada, que condicionará en gran medida la agenda económica del próximo gobierno, al cual elegiremos dentro de sólo ocho semanas.

Tener esto en cuenta es crucial de cara a la discusión del Presupuesto 2022, cuyo proyecto debe ingresar al Congreso antes de fin de mes. Ese presupuesto, que deberá ejecutar la próxima administración, debe necesariamente contemplar un sustancial recorte del estímulo fiscal que justificó la pandemia, pero también debe retomar la vía de la focalización de los recursos en quienes más los necesitan, limitando la universalidad para políticas específicas, como han recomendado numerosos expertos.

Es clave que la tramitación del Presupuesto no se haga pensando en la elección cercana, sino en los claros desafíos que enfrentará la economía en 2022 y más allá, cuando se espera una reducción significativa del ritmo de crecimiento. A pesar de la inevitable presión electoral en plena campaña presidencial y parlamentaria, la sostenibilidad fiscal del país en el largo plazo debería ser un objetivo compartido por oficialismo y oposición.

Lo más leído