Editorial

Subsidio al empleo: cuidado en el diseño

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

n Nueva Zelanda hay que mirar cada semana si hay una nueva acción para ayudar a la recuperación", dijo recientemente a este diario el director del Centro de Excelencia de Asia y el Pacífico de ese país, para graficar el ánimo proactivo con que el Gobierno neozelandés está enfocando las medidas de ayuda económica en medio de la pandemia. La batería de mecanismos de apoyo a empresas y personas que ha puesto en práctica el Ejecutivo ha sido tan nutrida como variada, lo que se considera un factor clave en el comparativo éxito que ha tenido Nueva Zelanda para contener al Covid-19 y sus efectos.

Imagen foto_00000001

Entre esas medidas se cuentan los subsidios a la contratación —donde el Estado paga una parte de los salarios de los empleados—, que han sido un apoyo para que las empresas limiten el número de despidos e, incluso, contraten a nuevos trabajadores. Precisamente el ministro de Hacienda chileno, en su intento por contar con instrumentos concretos para cuando se inicie la reactivación —y para reforzar ese proceso—, ha informado que su cartera y la del Trabajo contemplan un plan de subsidios al empleo por más de US$ 2.000 millones, cuyo proyecto de ley podría ingresar a trámite dentro de pocas semanas.

Es bienvenido que el Gobierno considere ampliar en lo posible el rango de medidas para ir en ayuda de empresas y trabajadores que sufren los embates económicos de la pandemia. Un subsidio al empleo —acotado y temporal— podría ser un aporte al proceso de reactivación de la economía. Deber ser, eso sí, cuidadosamente diseñado, para evitar errores que en el pasado debilitaron iniciativas de este tipo, ya sea porque las volvían poco eficaces o porque entregaban incentivos incorrectos.

Como dijo el titular de Hacienda, existe aquí "una ocasión para avanzar en la formalidad del empleo" —un área que sigue siendo un lastre para las perspectivas de desarrollo de Chile—, lo cual sería un imprevisto beneficio de los esfuerzos para salir de esta severa crisis económica.

Lo más leído

DF Multimedia