Editorial

Tercer retiro: una idea mala (pero previsible)

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

n nuestro editorial de ayer decíamos que las recientes discusiones en torno a impuestos y pensiones son ejemplos de un ánimo muy contrario al que el presidente del Banco Central estima necesario, en medio de esta crisis, de parte de los actores responsables por nuestras políticas públicas: Gobierno, Congreso y reguladores.

Imagen foto_00000001

Ese ánimo —de “constancia, compromiso, colaboración y eficiencia”— no fue lo que impulsó la aprobación de dos retiros adelantados de ahorros previsionales, en directo detrimento de las pensiones futuras de los afiliados que recurran a ellos. De haber sido así, habrían primado los argumentos técnicos de un consenso políticamente transversal de expertos, no las dinámicas político-electorales que ya se despliegan de cara al 2021.

Tampoco es, desde luego, el ánimo detrás de la desafortunada —pero a estas alturas, previsible— propuesta de permitir un tercer retiro adelantado de fondos previsionales, realizada por una diputada de oposición reconocidamente crítica del sistema de capitalización individual. Aunque el objetivo profeso sea permitir que las familias accedan a más recursos para enfrentar la pandemia, ante lo que se estima una respuesta tardía e insuficiente del Estado, es difícil no prever propuestas de un cuarto retiro y de otros más adelante.

Aunque parezca increíble, hoy está en duda que Chile siga contando en el futuro con uno de los grandes activos construidos con el esfuerzo de los trabajadores: la seguridad de una pensión para la vejez y un inmenso capital para invertir en el desarrollo del país.

Por ello, es lamentable que el Gobierno haya validado el segundo retiro con un proyecto propio en el mismo sentido, pues ello debilita su posición en futuras negociaciones sobre esta materia. Ahora depende del argumento constitucional en torno a las facultades exclusivas del Presidente, sobre lo cual debe fallar el Tribunal Constitucional; sin embargo, el argumento de fondo —que los fondos previsionales son exclusivamente para financiar la jubilación— ha perdido presencia cuando más se necesita.

Lo más leído

DF Multimedia