×
Editorial

Un positivo primer trimestre económico

  • T+
  • T-

Un positivo primer trimestre se apresta a cerrar la economía chilena. Tal como se anticipó en su momento, este inicio de año prolongó el mejor aire que se instaló durante los últimos tres meses del año pasado, cuando se constató el mayor crecimiento desde 2014 (3,3%) y, adicionalmente, se frenó el deterioro de la Formación Bruta de Capital Fijo -indicador de la inversión-, que subió 2,7% en términos anuales.

De hecho, las mismas autoridades del Banco Central se animaron a hablar de un “punto de inflexión” al publicar la semana pasada el Informe de Política Monetaria (IPoM), cuyas principales proyecciones se hicieron eco de las visiones más optimistas del mercado para el presente ejercicio.

A medida que avanzaron estos primeros meses de 2018, las expectativas de una expansión del PIB por debajo del 3% se fueron diluyendo -incluso hasta acercarse a un 4%- en medio de un escenario internacional favorable, lo que ha sostenido el precio de la libra de cobre sobre los US$ 3; y de un clima interno donde se notó una mejoría de las confianzas de empresarios y consumidores en la antesala de la instalación de un nuevo gobierno.

Hacia adelante, el desafío no parece revestir sorpresa. El país requiere impulsar la inversión, lo que debiera empujar el dinamismo del aparato productivo y, por consiguiente, el empleo y el bienestar de la población. Pero esta ecuación, más bien obvia y simple de plantear, no sólo pasa por el voluntarismo de algunos sino que requiere del apoyo de distintos sectores para darle legitimidad y proyección. Sobre todo, entendiendo que el escenario de cuentas fiscales local es estrecho y que hay temas sensibles pendientes, como es el de pensiones y salud.

Lo más leído

DF Videos