×
Editorial

Un tiempo de “estancamiento sincronizado”

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

e respira un aire pesado en la economía internacional, con las tensiones geopolíticas, la guerra comercial entre EEUU y China, y la inestabilidad política que se observa en países de gran peso económico. Las proyecciones actualizadas del FMI entregadas ayer redujeron de 3,2% a 3% la estimación de crecimiento mundial, la cifra más baja desde la crisis financiera del período 2008-2009. Aunque en este contexto varios países están registrando un crecimiento negativo, no hay una percepción de recesión global inminente.

Las conclusiones de un estudio de la Brookings Institution y el Financial Times, publicadas en nuestra edición de ayer, dan cuenta de indicadores de actividad y confianza de los inversionistas en su nivel más bajo desde 2016, por lo cual se estima que la economía global estaría entrando en un período de “estancamiento sincronizado”.

Un factor de preocupación que destaca dicho informe es el excesivo foco puesto en la política monetaria como herramienta de reactivación, eludiéndose la tarea de abordar los problemas de fondo que más afectan a los distintos países. Con tasas de interés cercanas a sus mínimos históricos -e incluso negativas-, las municiones disponibles para lograr un estímulo adicional por esta vía son ya de alcance limitado, y los mercados lo han internalizado.

Es por ello que la recomendación que sigue a ese análisis hace pleno sentido: un compromiso más amplio con las reformas estructurales que cada país necesita y un uso prudente de la política fiscal.

Chile no escapa a este diagnóstico, lo cual ha quedado de manifiesto con el ajuste a la baja en las proyecciones del FMI tanto para 2019 (2,5%) como para 2020 (3%). Nadie puede dudar a estas alturas que los vaivenes de la economía mundial están también afectando fuertemente a nuestro país, pero como enfatiza el estudio citado, para cambiar la tendencia hay que ir más allá del relajamiento de la política monetaria y perseverar en las reformas estructurales. Es lo único que, a fin de cuentas, puede hacer la diferencia.

Lo más leído