×
Editorial

Una buena noticia que invita cautela

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

ras varios años de crecimiento económico poco alentador —“anémico”, lo llamó ayer el Presidente Piñera—, las positivas cifras del último Imacec merecen ser recibidas como una buena noticia. El alza de 5,9% interanual, ligeramente más de lo que esperaba el mercado, parece afianzar el ritmo de recuperación de la economía, que registra su mejor desempeño en seis años.

Acertadamente, además, el ministro de Hacienda recalcó que “esto ocurrió sin el empuje del sector minero, ya que el Imacec no minero creció 6,2% y la minería 4,6%. Hoy son los sectores no mineros los que lideran el crecimiento”. Este dato es especialmente significativo, pues pone el acento en la importancia de mantener (e impulsar) el dinamismo de las áreas de la economía que no dependen de la explotación de cobre.

Junto con enfrentar algunos de los pasivos que heredó de la administración anterior —en particular el fuerte aumento del gasto público y el elevado endeudamiento fiscal—, el actual gobierno ha insistido en que, para alcanzar una recuperación sustancial y sostenible es clave reactivar los niveles de inversión privada, tanto nacional como extranjera. De hecho, ya antes de asumir se planteó la ambiciosa meta de que la inversión crezca entre un 6% y un 7% en el próximo cuatrienio, específicamente para dinamizar el empleo y el crecimiento. El objetivo es que la inversión vuelva a su nivel de 2013, cuando equivalía al 25% del PIB.

La inversión total ha caído por cuatro años consecutivos, y sólo la inversión extranjera directa sufrió uno de los mayores retrocesos en la OCDE en 2017. Por otra parte, 203 proyectos están hoy paralizados por diversas razones.

Vale la pena recordar que “sin inversión no hay crecimiento y no tenemos cómo financiar el bienestar social”, como dijo a inicios de año el actual ministro de Economía, antes de asumir su cartera. El buen Imacec es bienvenido, pero por sí solo no asegura el anhelado despegue económico.

Lo más leído

DF Videos