×
Reportajes

La nueva fundación de Patricia Matte

La mayor del clan Matte decidió profesionalizar todas sus acciones filantrópicas, las que estarán enfocadas en tres áreas específicas y muy definidas: educación, cultura y espacios públicos.

Por: J. Troncoso Ostornol | Publicado: Viernes 29 de noviembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Imagen foto_00000007

Patricia Matte Larraín trabaja en una profunda reorganización de toda su área filantrópica. Para esto, contrató a la economista Yael Senerman, con vasta experiencia en el tema, quien liderará la nueva fundación que lanzará la mayor de los tres hermanos Matte, familia que controla empresas como CMPC, Colbún y Bice, entre otras.

Socióloga de la Universidad Católica, Patricia Matte siempre ha estado vinculada al área social. Académica, investigadora y consultora, por años fue presidenta de la Sociedad de Instrucción Primaria (SIP), una corporación educacional sin fines de lucro, fundada en 1856 por su tío bisabuelo Claudio Matte Pérez con el lema “¡guerra a la ignorancia!”, cuyo objetivo es mejorar la calidad y cobertura de la educación escolar en contextos de pobreza.

En paralelo, ha participado en varias otras instituciones, pero ahora decidió crear su propia corporación sin fines de lucro: la Fundación Olivo.

La idea, dicen conocedores, es sumarse a la tendencia que se ha experimentado en países desarrollados (y de manera incipiente en Chile), de profesionalizar las instituciones filantrópicas para ser más eficientes.

Según el Global Philanthropy Report 2018, elaborado por investigadores de Harvard Kennedy School, en los últimos años personas de alto patrimonio, familias y grupos corporativos de distintas partes del mundo han ido profesionalizando sus acciones filantrópicas, estableciendo fundaciones y otras estructuras de donación que les ha permitido enfocar mejor sus inversiones sociales, logrando mayores impactos.

Ese es el objetivo de la Fundación Olivo, explican conocedores, que buscará generar impacto en el desarrollo humano a través de tres áreas específicas y muy definidas: educación, cultura y espacios públicos.

El proceso de conformación de la fundación ha sido abierto y colaborativo con otras organizaciones sin fines de lucro. Y ya cuenta con un directorio, no remunerado, presidido por la propia Patricia Matte. El resto de la mesa está conformada por Francisco Gallego, María José Montero, Juan Carlos Eyzaguirre y Magdalena Larraín.

Actualmente, el equipo liderado por Yael Senerman trabaja en la constitución de esta nueva fundación y su inscripción en los registros del Ministerio de Justicia.

El nombre de la entidad es el mismo que el family office de la familia Matte Larraín, Olivo Capital, el cual fue creado por Patricia y sus cuatro hijos para gestionar su patrimonio personal y que invierte básicamente en activos financieros.

Imagen foto_00000008
Patricia Matte, Presidenta Fundación Olivo, Yael Senerman, Directora ejecutiva Fundación Olivo.

La directora ejecutiva

Patricia junto a sus hermanos Eliodoro y Bernardo Matte Larraín conforman una de las familias más adineradas del país, según diversos rankings de riqueza.

A diferencia de sus hermanos, la mayor del clan nunca ha participado en los directorios donde son controladores. Para la socióloga, la educación ha sido el eje central de su vida profesional. Poco amiga de la figuración pública, entre sus cercanos es destacada por su capacidad de conformar grupos de trabajo y entusiasmar a destacados profesionales. La última fue Yael Senerman, ingeniera comercial de la Universidad de Chile, con mención en Economía.

Senerman partió su vida profesional como asesora en el Ministerio del Interior en el periodo en que Jorge Correa Sutil era subsecretario, en una unidad enfocada en vincular las políticas públicas con el territorio; luego se desempeñó en la Fundación Trabajo en la Calle (hoy Fundación Quiero Mi Casa), una organización sin fines de lucro que lleva 25 años trabajando en Asentamientos Precarios de la Región Metropolitana. De ahí, pasó a la consultora de gestión estratégica Symnetics Chile, donde llegó a ser socia. En esta empresa lideró la creación de las áreas sector público y privado sin fines de lucro.

En paralelo, se sumó como directora de la Fundación Altiplano, una organización sin fin de lucro que promueve la conservación sostenible del patrimonio en comunidades andinas y rurales.

Fue aquí que Yael Senerman se enteró que Patricia Matte estaba en búsqueda de un director ejecutivo para su fundación. Tras varias reuniones, fue la seleccionada.

Hoy, la economista está enfocada en definir todos los lineamientos de la nueva entidad, como su financiamiento, porque dentro de las alternativas está no solo contar con las donaciones de la familia Matte Larraín, sino eventualmente sumar otros aportes de personas ajenas al clan.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído