Editorial

Un complejo panorama energético

En medio del debate por el anuncio de la generadora eléctrica Colbún...

  • T+
  • T-

Compartir

En medio del debate por el anuncio de la generadora eléctrica Colbún de recomendar a su socio en Hidroaysén la suspensión del ingreso del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de transmisión que inyectaría a la zona central la energía del megaproyecto en la Patagonia, expertos del sector eléctrico se han sumado a las distintas voces que, desde hace un buen tiempo, vienen alertando sobre los problemas que enfrentará la generación en el Sistema Interconectado Central (SIC) en los próximos años.



De acuerdo con datos proporcionados por la Comisión Nacional de Energía (CNE) y la consultora Central Energía, se proyecta un incremento de 5,5% anual en la demanda de energía entre 2012 y 2022, lo que implica que la capacidad del sistema debería duplicar los niveles actuales para llegar a 24.000 megavatios y así satisfacer la demanda futura que requiere la nación. Si se consideran las centrales en construcción y que, además, tuvieran luz verde todos los proyectos eléctricos en calificación en el SEA, Chile aún se quedaría corto en unos 4.000 megavatios en diez años. La estimación no incluye los proyectos Hidroaysén, Energía Austral y Castilla.

Aunque tras la decisión de Colbún el gobierno aseguró que ha impulsado una política energética que permita a Chile contar en el largo plazo con la energía suficiente para lograr las metas de ser un país desarrollado, incluyendo una Estrategia Nacional de Energía (2012-2030) que entre otros proyectos incluye una Carretera Eléctrica Pública, lo cierto es que hay consenso entre los especialistas sobre el mayor riesgo que se cierne en el panorama de la generación de energía en el país a partir de la segunda mitad de esta década.

Lo más leído

DF Multimedia