×
Guillermo Carey

Los desafíos del mercado laboral del futuro

Guillermo Carey Presidente AmCham Chile

Por: Guillermo Carey | Publicado: Jueves 24 de mayo de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Guillermo Carey

Guillermo Carey

Hace 30 años la idea de estudiar una carrera tradicional todavía era un objetivo en las familias chilenas y que además se vinculaba con profesiones como la ingeniería, leyes, medicina y arquitectura. Dicha visión ha cambiado por completo, debido a procesos como la transformación digital y la incorporación de nuevas tecnologías. Esto porque el mundo se ha abierto a posibilidades laborales que eran terreno exclusivo de la ciencia ficción. Otra razón es que estamos experimentando la reconversión laboral, es decir, el surgimiento de nuevos espacios de trabajo que serán parte de la sociedad del futuro, una que también nos exigirá el aprendizaje de nuevos conocimientos para poder ser personas competitivas, innovadoras y creativas al momento de buscar soluciones para un mundo en permanente cambio.

Imagen foto_00000003

Este panorama es aún más evidente si consideramos las nuevas perspectivas generacionales. El estudio “Las carreras de los millennials: visión 2020” de ManpowerGroup señala que este segmento de la sociedad constituirá más de un tercio de la fuerza de trabajo mundial. También describe a los millennials como personas que conciben las carreras profesionales como un terreno en constante cambio, a la vez que buscan ocupaciones que les permitan una mayor compatibilización con la vida familiar y sus proyectos personales. Junto con la estabilidad monetaria, uno de los aspectos que más les motiva es la oportunidad de crecimiento (93%) entendido como la posibilidad de incorporar nuevas habilidades.

Es así que el mercado laboral del futuro exigirá a las empresas y organizaciones un enfoque más dinámico respecto de cómo relacionarse con quienes integran el capital humano. Las organizaciones líderes del mañana serán aquellas que dispongan de programas de movilidad laboral, retención y de mentoring que estimulen a sus trabajadores, para que puedan incorporar competencias que hoy son impensadas y que les permitan ser cada vez más disruptivos y visionarios.

Un ejemplo de esta nueva visión es la flexibilidad laboral. El estudio “Employer Branding Randstad Award 2016” reveló que el 55% de los trabajadores de 29 países consultados prefiere un horario laboral flexible. Este resultado muestra un tremendo desafío y que para Chile puede ser un poco más complejo al considerar que somos el sexto país de la OCDE en el que más horas se trabaja al año, con un total de 1.974. Por tal motivo, las nuevas tecnologías y el teletrabajo podrían hacer que las horas trabajadas en Chile se reduzcan, a la vez que sean más eficientes y productivas.

Un segundo desafío es la integración de la tercera edad, cuya experiencia es un enorme activo para sus empleadores como también para el desarrollo de generaciones más jóvenes. Para ello, los programas de capacitación que permitan acortar las brechas digitales serán esenciales al interior de cualquier organización. Aquí también será valioso aprovechar las experiencias aprendidas, a través de prácticas de mentoring, las cuales desempeñarán un rol relevante en la conformación de nuevos talentos.

El mundo laboral del mañana pavimentará el camino hacia la creación de nuevos empleos. Sin duda, la automatización modificará un gran número de procesos productivos y todavía no está tan claro su impacto. A pesar de ello, tenemos que ser optimistas, ya que surgirá la necesidad de nuevas habilidades que se harán más patentes en los próximos años. Éstas se vincularán con nuevos trabajos para quienes serán los transformadores, expansionistas, maximizadores, éticos, desarrolladores, filósofos, innovadores y creativos del mundo laboral del siglo XXI. Todo esto nos lleva a la necesidad de replantearnos los procesos del mundo laboral en Chile, para lo cual es importante enriquecer el diálogo entre empresas y Estado con nuevas ideas.

En la época de la revolución industrial era impensado trabajar en computación o en comunicaciones corporativas. Lo que hoy consideramos una ficción para el mercado laboral del futuro, al estilo de las novelas de Julio Verne o de H.G. Wells, quizá sea una realidad en el mundo convergente del mañana.

Lo más leído

DF Videos