×
Actualidad

Teresa Undurraga: “los empresarios tenemos la gran oportunidad de cambiar la sociedad antes de llegar a los impuestos”

Fundadora de Destilados Quintal y exdueña de Emporio La Rosa analiza la situación del país desde el 18-O.

Por: Por María José Blanco | Publicado: Viernes 7 de febrero de 2020 a las 11:34 hrs.
  • T+
  • T-

Estaba con su familia en un departamento ubicado a unas cuadras de Plaza Baquedano el 18 de octubre. Había escuchado durante todo el día que los secundarios estaban en la "revolución del evade", e incluso le llegó la foto de una conocida invitándola a evadir.

"Con las cacerolas se me erizaron los pelos, mi primera sensación fue que la gente estaba reaccionando solidariamente a algo que le estaba pasando a otro. Después de un rato, y a medida que conocía la magnitud, dije 'esto no es solidaridad, es respuesta a algo que nos está pasando a todos, no son los $ 30 del metro, es la revolución contra el pequeño abuso, la revolución de la cuota'. Lo viví en Plaza Italia. Estaba con vista al mar del movimiento y he estado así durante los últimos meses", relata la empresaria Teresa Undurraga, fundadora de Destilados Quintal y exdueña de Emporio La Rosa.

"Tampoco podemos permitir que la primera línea se tome todo".

- ¿Cómo ha sido vivir estos meses en la zona cero?
- Hemos pasado por todos los estados de ánimo. En lo personal puedes estar de acuerdo con que la gente se movilice para profundizar algunas demandas, pero el cariz de primera línea que ha tomado el movimiento es súper triste cuando uno vive en una zona neurálgica y que al mismo tiempo tiene elementos patrimoniales y espacios de convivencia cívica que hay que defender. Tampoco podemos permitir que la primera línea se tome todo. Lo más triste de todo esto pasó cuando el país no fue capaz de garantizar una PSU a los niños. Aunque yo consideré que es justo que ellos tengan derecho a pelear contra el sistema que los evalúa, que el Estado no sea capaz de garantizar una evaluación es un fracaso rotundo. Hay una parte de la sociedad que no ve lo profunda que es la crisis.

- ¿Cree que el Presidente ha cedido a lo que pide la ciudadanía?
- El Presidente y en especial este gabinete están en un desafío complicado. En cierta medida han tenido mucha generosidad porque han tenido que encauzar problemas que no eran los que estaban en su lista de prioridades. En ese sentido, creo que la derecha ha demostrado una generosidad tremenda. ¿El grito ha sido más grande que la generosidad? Sí, el grito ha sido más grande que la generosidad. Ha sido ostensible y rotundo y radical, pero la voluntad de conducir ese grito del gobierno hay que rescatarlo. Ahora, esos pasos que el Gobierno ha dado no han sido lo suficientemente visibles como para que la calle entienda que el problema va en vías de desarrollo.

"estoy preocupada de la respuesta que he visto desde el punto de vista del empresariado".

- ¿Cómo así?
- Esta no es una revolución que quiere cambiar las reglas del juego de manera radical, sino que esas reglas sean respetadas por todos, y que la gente que ha tenido la oportunidad de hacer buenos negocios no se salte la fila y no abusen del prójimo. Que la cancha se empareje. Mientras la solución de los problemas no las tomemos todos en nuestras manos, no lo podremos resolver. Y por eso estoy preocupada de la respuesta que he visto desde el punto de vista del empresariado.

- ¿Por qué?
- Veo que los empresarios están muy alertas de intervenir en la discusión sobre lo que pasa en la relación entre la empresa y el Estado, respecto a lo que hacen con sus impuestos. Todas las discusiones son respecto a qué, cuánto, por qué y cuándo me van a cobrar.

En mi caso he emprendido y desarrollado empresas en función de sueños y no de plata, y así veo a mis pares. Conozco miles de empresarios que en Chile trabajan por su sueldo y nunca logran utilidades, y cuando las utilidades llegan, todos se animan a celebrar, porque están en la línea de las "buenas noticias" y no de los problemas. Entonces, cuando la discusión se centra sólo en lo que va a pasar con nuestro aporte, se empobrece todo el debate. La discusión del aporte del empresariado debe estar en la primera línea. En las escuelas de negocios te enseñan que la operación económica es "ventas – costos = margen. Margen - menos costo fijo = resultado". Y si los resultados son positivos, pagan impuestos. Y si son negativos, no pagan impuestos. Nos enseñaron que se tienen que reducir los costos para tener un buen margen, que permita pagar los costos fijos y, en la última línea, lograr utilidades.

- ¿Qué puede hacer un empresario para marcar la diferencia?
-Como empresarios tenemos hoy la gran oportunidad de darnos cuenta que podemos cambiar la sociedad antes de llegar a los impuestos. Incluso los empresarios más conservadores, aquellos que más tirria les da pagar impuestos porque creen que el Estado toma peores decisiones con su plata que la que toman ellos, los invito a tomar mejores decisiones con mejor beneficio social en la línea de los costos: paguen mejor a los empleados, compren mejores materias primas, paguen más temprano a sus proveedores y construyamos un país donde el pacto social sea más justo.

De esa manera, vamos a tener menos problemas que resolver en la última línea, porque todos van a estar enfocados en resolverlos antes, y no necesitamos ni al Estado ni las leyes para hacerlo. Yo no necesito que nadie me diga cómo tomar decisiones de producción, porque sé que si pago mejor y tengo una mejor relación con mis trabajadores, voy a tener gente más comprometida, feliz, y voy a producir un efecto social sobre sus vidas. Voy a impactar mejor en su realidad económica.

Para que nuestros productos de exportación puedan ser parte del consumo interno de nuestra economía, necesitamos que nuestros trabajadores ganen más, que los empresarios tomen decisiones que incluyan mejores productos como materia prima. Tenemos que pensar que en algún minuto podemos dar vuelta el huevo y la gallina y decir: "Está en mis manos producir paz social, salud, bienestar, buenas relaciones sociales y justicia social".

- ¿Cuál es el rol de las universidades en la enseñanza a los empresarios?
- El paradigma de la productividad afecta muchísimo la toma de decisiones porque nadie quiere quebrar el modelo en el cual fue educado. Las universidades, sobre todo las con tendencia católica y que tienen mandatos de formación valórica en su propia constitución interna, tienen que cuestionar los sistemas que hacen que nosotros como alumnos nos veamos forzados a tomar decisiones que fuerzan a la gente a explotar a los demás.

"¿Por qué hay gente que tiene súper buenos abogados capaces de ofrecer resquicios que perjudican a otro?"

- ¿A través de qué acciones concretas se puede percibir esta conducta?
- ¿Por qué hay gente que tiene súper buenos abogados capaces de ofrecer resquicios que perjudican a otro? Hay montones que dedican todo su talento a ver resquicios tributarios, económicos y legales para ofrecer. No es que quiera demonizar a los abogados. La gente no se despierta en la mañana para abusar del prójimo. Todos hacemos nuestro best, por eso quiero que nos demos cuenta que esta una oportunidad.

- ¿Cuál será su posición respecto del rol del empresariado?
- En lo que de mi dependa, me voy a concentrar en la línea de los costos porque ahí está el grano de arena donde yo puedo cambiar la sociedad.

 

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído