Franco Brzovic

Propuesta desde el escritorio

Por: Franco Brzovic | Publicado: Lunes 1 de julio de 2013 a las 05:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Franco Brzovic

Franco Brzovic

Hemos conocido de los diversos precandidatos presidenciales algunas propuestas tributarias que merecen comentarios.

La más completa es de la señora Bachelet, la cual, y entre otros aborda el tema del FUT. Desde ya lo enuncia como un mecanismo que no existe en ninguna parte del mundo, lo que es absolutamente cierto y con lo cual debemos sentirnos orgulloso,s ya que, entre otros, en el foro externo e interno se nos admira y respeta por mantener un sistema tan proclive al ahorro y la inversión y con tan buenos resultados.

El FUT representa la estructura tributaria que relaciona la empresa con sus socios, y significa en pocas palabras que las empresas pagan impuestos cuando obtienen sus utilidades y los socios o accionistas, cuando las retiran. El FUT controla, entre otros, las utilidades no retiradas por estos últimos y que a la fecha y desde su constitución, ha significado el sacrificio de los socios de no retirarlas para su consumo equivalente a casi un PIB.

La reforma propuesta por la autora consiste, entre otros, en eliminar el FUT al cuarto año de vigencia de una futura ley, con lo cual las empresas pagarán una tasa que, dicho sea de paso se eleva del 20% al 25%, junto con los impuestos de sus socios o accionistas, todo ello de una vez. Hay algunos paliativos, como la rebaja de la tasa marginal de los impuestos personales del 40% al 35%.

Lo que se pretende con la reforma es modificar la estructura impositiva que grava el consumo, que ayer y hoy han sido pilares fundamentales de nuestro desarrollo, demostrando, entre otros, el haber permitido al país enfrentar con éxito las tantas crisis económicas, incluso la actual.

La pregunta que deriva de lo anterior es qué efecto produce el cambio en la PYME, la que como también se ha enunciado, el proyecto propone llevarlas a un régimen único de tributación a través del denominado 14 ter, eliminando las otras opciones, como la renta presunta, 14 bis, 14 quáter etc. Con la propuesta, la PYME y sus socios pagarán impuestos totales de una sola vez en forma anual. La autora ha sostenido que no las afecta y todo lo contrario, que las beneficia.

La autora propone también que los empresarios PYME podrán llevar una contabilidad muy simplificada, elaborada y entregada por el SII, y que con ello se ahorrarían en honorarios de los profesionales contables y tributarios, lo que muchas veces, dice, son mayores que las utilidades que obtienen.

Para claridad en el análisis, diremos que el 14 bis es un sistema aplicable a las empresas que vendan hasta 5.000 UTM en el año. Dichas entidades pagarán los impuestos, de la empresa y socios, sólo cuando estos últimos retiren sus utilidades. A su vez, el 14 ter, aplicable a los empresarios individuales o empresa individual de responsabilidad limitada por ingresos de su giro de hasta las mismas 5.000 UTM en un año, les permite un régimen de contabilidad simplificada, y deberán pagar los impuestos totales, esto es de la empresa y de sus socios cada año. En otras palabras, operan bajo el sistema de utilidad devengada para ambos, la empresa y sus socios.

El tercer régimen es el denominado 14 quáter, el cual, y hasta por ventas no superiores a 28.000 UTM al año, tendrán, entre otras, una exención del impuesto de las empresas de hasta 1.440 UTM por año.

Finalmente el de renta presunta, aplicable a pequeños y medianos agricultores, transportistas y mineros, la ley les otorga un sistema básico para determinar su renta, con lo cual no están obligados a llevar ningún tipo de contabilidad para esos efectos.

En el entendido que la autora propone un solo régimen para la PYME, esto es derogando todos los otros, obligará a pagar impuestos de una vez, tanto a la empresa PYME como a sus socios y no como ocurre en los sistemas alternativos, salvo el 18 ter, y además con tasas incrementadas a 25%. Con ello se pierde la libertad de elegir de los empresarios PYME acorde con sus modelos de negocios, incrementando el costo tributario, con las innumerables consecuencias financieras y “demases”, que es fácil anticipar.

Lo anterior demuestra empíricamente el efecto severo que se producirá en este tipo de empresas, lo que desmiente algunos comentarios irónicos y poco versados como el de un articulista de este mismo medio que aseveró que “La cereza de la torta en la argumentación de la Derecha y los grandes empresarios es que perjudicaría a la PYME….¡por favor!. ¡A vender a la otra esquina, como dice el compra huevos!” 
Como hemos demostrado no es así, pues baste señalar que esta reforma desde el escritorio incrementa la carga tributaria de la PYME y empresas en general, con lo cual ha sido duramente criticada hasta por quiénes se han dicho se beneficiarían, esto es por las organizaciones de pequeños y medianos empresarios, entre otros, Conapyme, Conupia, etc. Para hacerse una idea completa basta leer sus comentarios en éste y en otros medios.

Lo más leído

DF Multimedia