×
Columnistas

Inteligencia Artificial e innovación en las industrias

Rodrigo González Presidente Ejecutivo de Accenture Chile

Por: Rodrigo González | Publicado: Viernes 30 de junio de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Rodrigo González

La sostenida caída de la rentabilidad en las empresas que hemos observado los últimos meses en múltiples industrias, está amenazando con erosionar las inversiones futuras, la innovación y el valor de los shareholders. Afortunadamente, un nuevo factor de producción, la Inteligencia Artificial (IA), está emergiendo en este desafiante escenario, como un elemento que puede ayudar a levantar la rentabilidad de las empresas.

La IA consiste en múltiples tecnologías que pueden ser combinadas de diferentes maneras, con el fin de amplificar las habilidades humanas. Esto se logra a través de las capacidades que tiene la Inteligencia Artificial de la sensibilidad, comprensión, acción y aprendizaje, lo que permite complementar el talento de las personas y, por lo tanto, llevarlas a lograr mucho más en sus áreas de trabajo.

Impulsada por el aumento masivo de información, el creciente poder computacional en la reducción de costos y los últimos avances tecnológicos, la Inteligencia Artificial se está convirtiendo en una realidad comercial. Sin embargo, más que un potenciador de productividad, la IA se ha transformado en un factor de producción totalmente nuevo, el cual tiene la capacidad de revertir la tendencia de disminución en el crecimiento de rentabilidad, principalmente de tres formas: optimizando procesos con sistemas de automatización inteligente; amplificando el trabajo humano y el capital físico; e impulsando nuevas innovaciones.

De esa forma, de acuerdo con un estudio reciente de Accenture, la IA tiene el potencial de impulsar las tasas de rentabilidad en un promedio de casi 6% hacia el año 2035 en 16 industrias a nivel mundial. Sin embargo, esto sólo ocurrirá si las organizaciones adoptan una mentalidad enfocada en las personas y toman pasos audaces y responsables para aplicar las tecnologías de la IA en sus negocios.

Para capitalizar esta tremenda oportunidad, las empresas pertenecientes a todas las industrias necesitarán integrar la IA en sus estrategias de negocio y desarrollar sistemas responsivos que estén alineados con los valores morales y éticos de la sociedad, para, de esa forma, entregar mejores resultados para las personas.

Las características únicas de la Inteligencia Artificial como capital de trabajo híbrido –por su habilidad de amplificar el trabajo humano, en escala y velocidad, su capacidad de autoaprendizaje y mejora continua- requerirá que las empresas desarrollen nuevos enfoques y modelos en áreas como inversiones, innovación y desarrollo de capital humano. La oportunidad es ahora y quienes la tomen de forma correcta, serán aquellos que lideren en la nueva economía digital.

Lo más leído

DF Videos