Luis Hernán Paúl

Desafíos de los directorios en 2015

Por: Luis Hernán Paúl | Publicado: Lunes 26 de enero de 2015 a las 05:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Luis Hernán Paúl

Luis Hernán Paúl

Los gobiernos corporativos de las empresas chilenas, al igual que sus pares en otros países, han venido cambiando gradualmente la forma como operan en los últimos años y enfrentan en la actualidad diversos desafíos.
Hay desafíos generales que son válidos para el general de las empresas y desafíos a nivel individual en función de las realidades propias de cada empresa.
A nivel general el primer desafío en el caso de la mayoría de las empresas es cómo hacer frente a la desaceleración que está experimentando nuestra economía. En efecto, en la medida que han ido cayendo las proyecciones de crecimiento del PIB para este año y eventualmente para los años siguientes, las posibilidades de crecimiento de las empresas se ven disminuidas. Ahora, también existen empresas fundamentalmente exportadoras, cuyos productos no han caído de precio en el extranjero, que con el fuerte alza experimentada por el tipo de cambio en Chile se encuentran en mejor situación que hace un año.
Otro desafío es hacer frente a los efectos que están teniendo y/o van a tener los cambios regulatorios ya aprobados y los próximos a aprobarse en el Congreso. En particular estoy pensando en la reforma tributaria y la reforma laboral. Ahora, no sólo hay que considerar los efectos que estas reformas van a tener en el plano económico, sino que al menos en el caso de la reforma tributaria hay cambios que tienen especial relevancia para los directores. Me refiero a las responsabilidades que ahora tendrán sobre el abuso de formas jurídicas y simulación como formas de buscar la elusión de impuestos. Asimismo, la necesidad de dejar constancia detallada en actas de las reestructuraciones o de las fiscalizaciones del SII (informes o resoluciones), así como también de dejar en notas de los estados financieros las controversias de índole tributario que pudiesen afectar razonable y materialmente algunos de los rubros informados.
También genera un desafío el mayor escrutinio público que está pesando actualmente sobre los directorios, producto de la seguidilla de escándalos empresariales ocurridos en los años recientes. Si bien es cierto que en algunos de los casos emblemáticos hay responsabilidades de algunos directores -pero no de todos- también lo es que hay casos en que justamente la actuación de algunos directores ha evitado la ocurrencia de problemas. En este nuevo entorno, en todo caso, va a ser importante para los directores contar con un conocimiento bien detallado de sus deberes, obligaciones y derechos, para guiar mejor su actuar y así evitar o al menos minimizar la posibilidad de potenciales conflictos legales y/o daños de imagen.
Con lo ocurrido en los últimos años, creo que los directores hemos ido gradualmente tomando conciencia que la labor que debemos cumplir es más amplia e involucra mayores responsabilidades que las que pensábamos teníamos hace tiempo atrás. En particular, las experiencias recientes nos han hecho ver que requerimos poner especial atención en el uso de información privilegiada, las transacciones relacionadas y en aquellas maniobras que se prestan para no reflejar debidamente la situación financiera de las empresas. Asimismo, es importante estar vigilantes frente a situaciones que involucran conflictos de interés para los principales tomadores de decisiones.
Sin embargo, aceptando lo anterior, me preocupa que a nivel de la opinión pública se esté generando una imagen exagerada sobre las responsabilidades que tenemos los directores. Está bien que nos preocupemos del cumplimiento de las normas existentes, pero hay que entender que en varios de los casos emblemáticos ocurridos en Chile la información requerida para detectar las actuaciones indebidas no ha llegado a los directorios. Se ha tratado mayoritariamente de actuaciones individuales o grupales reñidas con la ética y la ley, que deben seguir el debido proceso y si finalmente se determina la culpabilidad, aplicarse penalizaciones a los implicados.

Lo más leído

DF Multimedia