×
Mario Arend

Vaso medio lleno

Mario Arend Economista senior para Chile de BTG Pactual

Por: Mario Arend | Publicado: Martes 22 de agosto de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Mario Arend

Mario Arend

Las cifras del segundo trimestre confirmaron el débil crecimiento de la actividad económica, pero hay varias razones para esperar que las cifras de crecimiento el próximo año sean mejores. Y es que los sectores que ya por varios trimestres han frenado a la economía, como son la construcción y minería, no han arrastrado al resto de la actividad económica.

El consumo privado continúa creciendo a un ritmo estable, en torno a un 2,5%, con su componente durable con tasas de expansión en los dos dígitos, ya por segundo trimestre consecutivo. Estas cifras se han movido en línea con los ingresos laborales, favorecidas por los bajos registros de inflación, pero también por un mercado laboral que sigue generando empleos, aunque de menor calidad.

Por su parte, desde mediados del año pasado la confianza del consumidor ha mostrado una tendencia al alza, aunque aún en terreno negativo, pero con varios de sus componentes más relevantes acercándose a un nivel neutral o ya positivo, algo no observado desde mediados del año 2014, como son las respuestas para la situación económica del país a doce meses y las expectativas de consumo de artículos para el hogar.

Pero no sólo el consumo privado muestra señales positivas para el crecimiento, ya que, si bien la inversión en capital fijo mostró una caída anual por cuarto trimestre consecutivo, impactado principalmente por la construcción, el componente de maquinaria y equipos excluido transporte pesado, muestra un repunte sostenido desde mediados del año pasado, con cifras de crecimiento anual que incluso han llegado a los dos dígitos en los últimos meses, con un importante aumento en las importaciones de vehículos de carga y maquinarias para la minería.

Así, podemos decir que hay una fuerza latente en la economía que podría marcar un importante dinamismo y, sumando una recuperación del sector construcción y minería, las tasas de crecimiento económico podrían comenzar a mejorar.

En los últimos tres trimestres, la inversión en construcción ha quitado 1 punto a las tasas de crecimiento anual. Hacia adelante, dado el origen transitorio de la desaceleración de este sector, principalmente en el mercado de viviendas, por la anticipación de compras en el año 2015 ante el aumento del IVA, es esperable una recuperación hacia el próximo año.

De hecho, algunos indicadores líderes del sector muestran un repunte en el margen como son las ventas de viviendas y los permisos de edificación. En el caso de las ventas de viviendas, éstas se ubican en niveles similares a las del año 2013, con tasas de expansión anual ya positivas.

En el caso de la minería, que en los dos últimos años ha restado al crecimiento, el panorama hacia adelante muestra mejores perspectivas, dado el significativo aumento en el precio de cobre, lo que permite avizorar cifras positivas de producción para el sector el próximo año.

Finalmente, la mejora en el escenario de crecimiento internacional debiese impactar positivamente a las exportaciones no mineras, que en el último trimestre restaron algo más de medio punto a la tasa de crecimiento anual.

Lo más leído

DF Videos