×
Columnistas

Mas actores no es mejor competencia

El número de actores en este campo no refleja totalmente el nivel de competencia, porque las características del servicio previsional están definidas en la ley, y no pueden ser alteradas por las administradoras para diferenciarse.

Por: Roberto Fuentes, gerente de estudios de la Asociación de AFP | Publicado: Martes 20 de noviembre de 2018 a las 09:53 hrs.
  • T+
  • T-

Roberto Fuentes, gerente de estudios de la Asociación de AFP

Cuando se inició el sistema de pensiones, en la década del ’80, se crearon 12 Administradoras, y en el período 1992-1995 ingresaron nuevas, llegando a 21. En la actualidad existen 6 administradoras.

El número de actores en este campo no refleja totalmente el nivel de competencia, porque las características del servicio previsional están definidas en la ley, y no pueden ser alteradas por las administradoras para diferenciarse. El producto es homogéneo.

Las AFP compiten fuertemente en rentabilidad del ahorro previsional, comisiones, servicio y trayectoria. 

La reducción del número de AFP ha sido causada por la existencia de fuertes economías de escala, ante altos costos fijos por recaudación, cobranza, gestión de cuentas, beneficios e inversiones.

El desafío para las AFP es lograr el tamaño que permita cobrar una comisión adecuada para competir.

Lo anterior ha quedado en evidencia con una constante baja en las comisiones de las AFP, que han descendido un 55%, desde un 2,3% de la renta imponible en 1997 a un 1,26% en la actualidad. Esta disminución excluye el costo del seguro de invalidez y sobrevivencia, que en la actualidad es de cargo de los empleadores, e incluye las rebajas logradas a través de la licitación de nuevos afiliados. Si el nivel de competencia por haber menos actores hubiese decaído, las Administradoras tendrían fuertes incentivos a aumentar las comisiones, cosa que no ha sucedido.

La Ley estableció desde el inicio el giro único o exclusivo, que significa que queda expresamente prohibido realizar otras actividades. Asimismo, solo las AFP están autorizadas para administrar el ahorro previsional obligatorio, y el Ahorro Previsional Voluntario se abrió a otros actores del mercado financiero.

El objetivo del giro único es resguardar la integridad del ahorro previsional obligatorio de los trabajadores; que es ahorro de largo plazo, y cuya única finalidad es financiar pensiones. Para esto las AFP deben efectuar todas las gestiones que sean necesarias para cautelar la obtención de una adecuada rentabilidad y seguridad en las inversiones de los Fondos que administran. Lo anterior significa que su accionar debe estar dirigido exclusivamente al interés de los Fondos, y que deben asegurarse que todas las operaciones de compra y venta de títulos con recursos de los mismos se realicen con dicho objetivo.

Además del giro único se han establecido también una serie de normativas complementarias que ayudan a lograr los objetivos del sistema previsional, tales como: la comercialización exclusiva, la regulación de los conflictos de interés en la administración de los fondos y la supervisión única y especializada.

El ingreso de otras entidades a la administración del ahorro obligatorio podría significar mayores riesgos para el ahorro de los trabajadores, que es lo que se ha tratado de evitar todos estos años. Lo que se ha hecho es aislar el manejo previsional de la entrega de otros servicios, a fin de resguardar su integridad, el patrimonio fiscal por las garantías del pilar solidario, y proteger los ahorros de los conflictos de interés y comercialización conjunta con otros productos y servicios.

Otro aspecto es la libertad individual del afiliado para tomar sus decisiones, tema que debe ser analizado con mucha prudencia. La negociación de tarifas de comisiones por grupos de afiliados puede enfrentar situaciones muy negativas. Por ejemplo, los trabajadores de rentas altas tendrán mayor poder de negociación para rebajar comisiones; con riesgo de encarecer las comisiones para los trabajadores de rentas bajas. Por otra parte, se pueden dar situaciones indeseadas en la comercialización y traspasos de afiliados, como el sistema ya lo vivió en la década de los 90. 

La Asociación de AFP es partidaria de la competencia en el sistema de pensiones, con entidades de giro único que participen bajo idénticas reglas del juego. El sector de las AFP ha demostrado ser abierto y en él han transitado 34 administradoras en distintos periodos de tiempo a lo largo de los años.

Lo más leído

DF Videos