DF MAS

Redes inteligentes para la siguiente generación de conectividad

La quinta generación de redes móviles funcionará sobre esta nueva columna vertebral digital, en un contexto donde la estabilidad y la seguridad son cada vez más vitales.

  • T+
  • T-

Compartir

Este año hemos constatado la importancia de la conectividad en las vidas de las personas, organizaciones y países. Con un tráfico total-país que aumentó cerca de 40% durante la pandemia, cada día la infraestructura requiere ser más eficiente, dinámica e inteligente. Características clave si queremos estar con los pies "bien puestos" a la hora de enfrentar los desafíos tecnológicos que conlleva el siguiente paso: 5G.

En los próximos meses nos enfrentaremos a la licitación y despliegue incipiente de 5G en Chile, que tendrá un rol decisivo en la transformación de diferentes sectores productivos. Se prevé que a 2025 más de seis billones de personas en el mundo generen datos a través de sus dispositivos móviles, por lo que es indispensable que la infraestructura también evolucione, adoptando un modelo digital para responder la demanda de conectividad de las personas y empresas.

Una de ellas es la denominada "red fotónica". En la práctica, es como pasar de un mapa en papel a una aplicación de tránsito como Waze, con todo lo que ello implica. Su capacidad de cómputo es muchísimo más elevada, permite enviar grandes volúmenes de datos por rutas descongestionadas e, incluso, cuando encuentra un problema en el camino, es capaz de redirigirlo, garantizando un rápido flujo de la información.

Este tipo de innovación en redes ha aterrizado con fuerza en países como Japón, Corea del Sur, España, Alemania e Italia, entre otros. De hecho, según el estudio Photonics Market Analysis, las redes fotónicas en los próximos años experimentarán un crecimiento interanual que sobrepasará el 7%, representando un mercado de hasta US$ 780 mil millones a 2023.

A nivel local ya dimos los primeros pasos para su arribo: en septiembre pasado, finalizó el despliegue de la primera red IP fotónica del país. Con una extensión de 5 mil kilómetros que recorren desde Arica a Puerto Montt, permitirá a Claro Chile prepararse para la siguiente generación de la red. Además, estamos trabajando para integrar esta red a un anillo regional desde Colombia a Brasil, pasando por Ecuador, Perú, Chile y Argentina, que impulsará la evolución tecnológica en países donde nuestro grupo, América Móvil, tiene presencia.

Pero, ¿cuál es su vínculo con 5G? La quinta generación de redes móviles funcionará sobre esta nueva columna vertebral digital, en un contexto donde la estabilidad y la seguridad son cada vez más vitales. Esta evolución tecnológica significará una verdadera revolución para sectores productivos como la minería, agricultura y servicios, entre otros, e impactará la experiencia de conectividad de las personas y empresas pero, sobre todo, abrirá una puerta hacia el futuro, impulsando el desarrollo del país.

Lo más leído

DF Multimedia