Columnistas

La PGU pierde focalización

Gabriela Clivio Economista, directora de Business Valuations de Mazars

Por: Gabriela Clivio | Publicado: Miércoles 23 de noviembre de 2022 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Gabriela Clivio

La PGU o Pensión Garantizada Universal es un beneficio del Estado que reemplaza a los beneficios de vejez del Pilar Solidario, cuyo pago mensual está a cargo del Instituto de Previsión Social. Es un beneficio dirigido a las personas de al menos 65 años que no integren el 10% más rico de la población, con residencia en Chile en un período no menor a 20 años y que además cuenten con un lapso no inferior a cuatro años de residencia en los últimos cinco años inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud.

Se trata, entonces de una pensión por residencia focalizada, cuyo monto asciende a un máximo de $ 193.917, reajustable en febrero de cada año. Actualmente, el 80% de los pensionados con jubilaciones hasta $ 630.000 recibe este beneficio completo, mientras que para el resto -es decir, hasta el 90% de los pensionados que reciben pensiones entre $630.000 y $1.000.000- se entrega una menor PGU a mayor pensión autofinanciada.

“Elementos como la densidad de cotizaciones, la edad de jubilación y la tasa de reemplazo fueron excluidos de la propuesta. Sin focalización, no hay un uso eficiente de los recursos de todos”.

La propuesta de reforma de pensiones presentada por el Gobierno refuerza elementos como la PGU a pesar de que no refuerza el sistema de cotización individual e introduce componentes del sistema de reparto. Sin embargo, en esta propuesta la PGU pierde su focalización, ya que se propone un aumento a $ 250.000 para el 100% de la población mayor de 65 años, incluyendo incluso a quienes hoy tienen acceso a pensiones de reparación. Por esto, ahora se tratará la PGU de una transferencia de recursos bastante menos focalizada.

Existen solamente 10 países de la OCDE que entregan pensiones básicas no contributivas por residencia, comparables a la PGU. Los datos del informe “Pension At a Glance 2021”, de la OCDE, explican que en promedio las personas que no registran ahorros para pensión podrían recibir el 19% de los ingresos promedio brutos si el beneficio es focalizado, y el 20% cuando se incluyen además las pensiones básicas sujetas a residencia.

De acuerdo con este informe, las pensiones básicas no contributivas pueden llegar a un máximo del 40% de los salarios promedio en Nueva Zelanda, mientras que Noruega y Suecia están eliminando gradualmente este beneficio. En la OCDE, casi todos los miembros de la organización entregan beneficios sujetos a focalización, aunque la multiplicidad de programas dificulta la comparación. Algunas estimaciones sitúan el costo de este aumento de la PGU en 1% del PIB a lo largo de 10 años desde el 1,8% del PIB actual.

Es importante mencionar que ya en julio de 2022 el 48% de los recursos destinados al pago de pensiones correspondía a beneficios pagados con impuestos generales, lo que da cuenta de la solidaridad que ya existe en el sistema. Extrañamente, elementos como la densidad de cotizaciones, la edad de jubilación efectiva y la tasa de reemplazo -todos más que esenciales en una reforma de pensiones- fueron excluidos de la propuesta que, por lo demás, introduce un componente de reparto importante con las cuentas nocionales. Sin focalización, no hay un uso eficiente de los recursos de todos.

Lo más leído