×
Macro

Banco Central pone foco en el consumo: “Es un asunto a mirar con mucho cuidado”

Ente emisor mantuvo la tasa en 1,75% el mes pasado. Y si bien reparó en una menor violencia, se advirtió que siguen vigentes los riesgos de debilitamiento de la economía.

Por: B. Echeverría y R. Lucero | Publicado: Jueves 13 de febrero de 2020 a las 11:20 hrs.
  • T+
  • T-

Como un "asunto a mirar con mucho cuidado" en un contexto en que aún el mercado laboral no presenta un debilitamiento muy evidente, calificó el consejo del Banco Central la trayectoria que podría protagonizar el consumo en el actual contexto económico del país, golpeado por las disrupciones que generó el estallido del conflicto social a partir del 18 de octubre. Así lo reveló ayer la minuta de la reunión de política monetaria de enero, en cuyo marco la máxima instancia de la entidad optó unánimemente por mantener en 1,75% la tasa de interés.

"En los últimos años había sido el componente del gasto que sostuvo una buena parte del crecimiento interno", se lee en la parte del documento donde se repara en que hay aspectos que aún no han sido resueltos pese a que el conjunto de cifras de crecimiento económico interno había mostrado un desempeño en línea con lo previsto en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre.

Imagen foto_00000003

A esas alturas de la reunión de enero, en el banco se advirtió que se estaba observando una rápida disminución del crecimiento de las colocaciones de consumo, que sugería un comportamiento de mayor precaución por parte de los hogares, en conjunto con restricciones de crédito que quizás estaban siendo más agudas por parte de los proveedores de crédito.

"Teniendo en cuenta el papel vital que tiene el consumo en el crecimiento de la demanda interna, su evolución sería prioritaria en las consideraciones del consejo", señaló ayer Itaú.

Otro frente donde el instituto emisor esperaría más claridad era la magnitud de la contribución de la expansión fiscal en el ciclo, "pues -señaló la minuta- podría haber tensiones entre las necesidades de corto plazo y la sostenibilidad de las cuentas fiscales en el mediano plazo".

Imagen foto_00000002
Unánime fue la decisión del consejo del Banco Central en enero de mantener la tasa en 1,75%.

Medidas y coronavirus

La minuta también corroboró que la decisión de mantener la tasa radicó en gran medida en la incertidumbre que existe en el país por la crisis social, aunque se reconoció que se redujeron los episodios de violencia. También se hizo una positiva valoración por las medidas extraordinarias que había adoptado el banco, incluida la intervención cambiaria.

En el plano internacional, no obstante, se advirtió sobre la inquietud que generó la aparición del denominado coronavirus en China, en cuyo marco se verificaron aumentos de las primas por riesgo, depreciaciones generalizadas del grueso de las monedas frente al dólar, así como en caídas de las bolsas y de las tasas de interés. Además, los precios de las materias primas –incluido el cobre- alcanzaron sus valores más bajos en varios meses.

Si bien en enero se mantuvo la tasa de interés, la minuta sugirió que al interior del banco se entiende que podría haber una necesidad de mayor estímulo en pos de la recuperación de la economía y el logro de la meta de inflación, por cuanto se ve que los riesgos de un mayor debilitamiento de la economía siguen vigentes.

Mercado no renuncia del todo a una baja de tasas

Tanto Scotiabank como Itaú apuestan a que la tasa de interés se ubicará hacia fines de año por debajo del 1,75% vigente. El primero ve espacio para llegar a 1% y el segundo a 1,25%.
Pero, de todas formas, admiten que el escenario probable es que el Banco Central no se mueva de su actual posición a la espera de procesar más información.
"Aunque todavía esperamos recortes adicionales más adelante en el año (a 1,25% para fin de año), reconocemos que los riesgos se inclinan hacia tasas estables debido a la incertidumbre doméstica y la postura de política monetaria ya expansiva del Banco Central", explica Itaú.
En palabras de Scotiabank, los fundamentales (inflación y actividad) "pasarán a segundo plano estos primeros meses del año, y el BC se encargará simplemente de describir el escenario y riesgos, algo que ya ha hecho reconociendo que la inflación ha sido menos a lo esperado, y quizás, solo si el tipo de cambio se lo permite, introducir un sesgo estimulativo".
Aún así, consideran que el nuevo riesgo negativo para el crecimiento proveniente de la mayor desaceleración en el crecimiento de China por el coronavirus y socios comerciales tiene impliciancias sobre términos de intercambio y política monetaria hace más evidente la necesidad de recortar la tasa.
En el IPoM de marzo, Scotiabank espera una baja en la proyección de inflación hacia un 3% anual para 2020, en tanto para el PIB anticipan un ajuste al alza a 1%-2%.
Itaú, por su parte, prevé que la inflación se mantendrá cerca de 4% en los próximos meses, aunque agregan que el debilitamiento de la demanda interna ayudaría a una moderación al 3,3% para fin de año.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído