×
País

Tres alcaldes en reconstrucción

Daños a personas, comercios y mobiliario público se repiten en todo el país. Preguntamos a tres alcaldes sobre los problemas que han enfrentado y la forma en que los están solucionando.

Por: Claudia Rivas | Publicado: Lunes 25 de noviembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Foto: Reuters
Foto: Reuters

Las movilizaciones sociales que comenzaron el 18 de octubre cambiaron drásticamente el futuro de la mayoría de las comunas de Chile. La ola de violencia que siguió a las demandas ciudadanas con daños a personas, comercios y mobiliario público obligó a la mayoría de los municipios a reasignar presupuestos, postergar proyectos, suspender fiestas y priorizar no solo la recuperación de su infraestructura, sino que también la salud de sus vecinos y la confianza.

Un centro de innovación social, proyectos culturales y de turismo, son algunas de las iniciativas que los municipios de Renca, La Pintana y Punta Arenas debieron frenar. Las dos primeras comunas fueron algunas de las más afectadas por la ola de violencia, perdiendo importantes bienes públicos y privados, mientras que la ciudad austral, considera una de las mejores para vivir en Chile también ve ahora con temor el freno del turismo que se había convertido en una actividad importante.

Los alcaldes de esos tres municipios coinciden en todo caso que el gran desafío país será encontrar una salida a la crisis social a través del diálogo y restaurar la confianza de la ciudadanía en las instituciones del Estado. Destacan la consulta ciudadana que la Asociación Chilena de Municipalidades (ACHM) está organizando en 330 comunas del país para el 15 de diciembre. Ese día, los vecinos podrán definir cuáles son las necesidades más urgentes para impulsar una "Agenda Social Corta". La instancia reemplazará la votación por un cambio a la Constitución, como inicialmente estaba planeado.

Según el Índice de Calidad de Vida Urbana 2019 que elaboran la Universidad Católica y la Cámara Chilena de la Construcción, La Pintana es la comuna con la peor calidad de vida en el país entre 99 analizadas, mientras que Renca ocupa el puesto número 82 y Punta Arenas una privilegiada novena ubicación, es la capital regional mejor evaluada.

Imagen foto_00000002

Imagen foto_00000008

Claudio Castro (Renca)
"Nos preocupa más el costo social"

En 2016 la Democracia Cristiana apostó por un grupo de candidatos jóvenes que mandó a competir a comunas que parecían infranqueables para el entonces oficialismo; entre ellos estaba Claudio Castro Salas (36), quien dio la sorpresa tras vencer a Luis Japaz Lucio, el delfín de la exalcaldesa UDI Vicky Barahona, quien declinó ir a la reelección después de cuatro periodos.
"Uno de los temores más grandes que veo en la gente es que una vez más la institucionalidad frustre los anhelos de mayor justicia. El daño más grande en nuestra comuna fue la muerte de cinco personas en el incendio de Kayser, además de las decenas de heridos por violencia policial", dice el edil, quien renunció a la DC hace solo unas semanas.
El ingeniero civil de la Universidad Católica y formado en el Instituto Nacional, comenzó a construir su trayectoria en el mundo social durante su paso por la UC, donde en 2006 presidió la Federación de Estudiantes (FEUC). Tras titularse se integró a la "Fundación un Techo para Chile", convirtiéndose en director social para América Latina y El Caribe de "Un Techo para mi País", donde trabajó con familias de campamentos en todo el continente.
Después se desempeñó como director de Planificación y Desarrollo en la Universidad Católica Silva Henríquez y luego en la Universidad de Chile, donde fue el primer director de la Oficina de Equidad e Inclusión.
En 2013 viajó a Gran Bretaña a perfeccionarse por dos años en políticas públicas en The London School of Economics and Political Science. A su regreso a Chile, se unió al equipo de la entonces subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, en los planes de fortalecimiento de la Educación Pública.
"Hasta la fecha van cerca de $ 250 millones en daños a bienes públicos y otros tantos a propiedad privada. Pero nos preocupa más el costo social: suspensión de clases, una relación fracturada con Carabineros, los miedos generados a raíz de los saqueos", sostiene.
Explica que una parte de los gastos serán financiados con recursos del Gobierno Regional y reasignaciones de recursos propios. "Estábamos en época de buenas noticias para la comuna. En octubre inaugurábamos el primer Punto de Reciclaje comunal; y empezábamos la votación de "Renca Decide", donde la comunidad elige proyectos por $ 300 millones en inversión pública", se lamenta el floridano de nacimiento, hijo de un funcionario público y una profesora de escuela.
Casado y con dos hijos pequeños, Castro rescata el ánimo de la gente de Renca para conversar sobre el país en los cabildos espontáneamente organizados en la comuna, pese al temor que aún subsiste en la población. "Estamos con un monitoreo constante, rondas de seguridad, visitas a los vecinos y junto a nuestros equipos jurídicos y sociales velando por la protección de los Derechos Humanos".
-¿Cómo imagina la salida de la crisis?
-La salida es un nuevo pacto social que, para mí, tiene cuatro componentes: una agenda social orientada a aliviar el costo de la vida de las familias; un acuerdo nacional de mediano plazo para financiar con progresividad esta agenda; una nueva Constitución; y una comisión de Reconocimiento y Reparación a las víctimas de las graves violaciones a los Derechos Humanos.

Imagen foto_00000003

Imagen foto_00000007

Claudia Pizarro (La Pintana)
"Hay que construir un nuevo modelo"

"La edil pintanina vivió casi toda su vida como cualquier pobladora con conciencia social", dice su pequeña biografía en la página web de la municipalidad de La Pintana. Cuando tenía 6 años, Claudia Pizarro Peña (55) llegó a esta comuna luego de vivir en la emblemática población La Victoria, ubicada en Pedro Aguirre Cerda.
Desde adolescente, la actual alcaldesa de una de las comunas más vulnerables del país, tuvo una conexión directa con la calle y con el trabajo social. En 1981, cuando tenía 15 años, comenzó a militar en la Democracia Cristiana, siguiendo los pasos de su madre. Desde 2009 se convirtió en concejala y siete años después dio el salto para encabezar el municipio, en medio de una cuestionada administración del PPD Jaime Pavez a quien ella misma confrontó en reiteradas ocasiones.
"Mi diferencia con otros políticos es que no tengo que tratar de ponerme en los zapatos de la pobreza. Yo la he vivido. La gente que nace en la comuna de La Pintana, nace marginada. Marginada de sueños, de proyectos de vida. Nace para sobrevivir", comentó la alcaldesa falangista en julio pasado a Revista Capital.
Aunque en alguna etapa de su adolescencia pensó en convertirse en monja, pues se autodefine como "muy cristiana", el amor la hizo tomar un camino diferente. Se casó a los 27 años y producto de esta unión tiene dos hijos. Desde el año 2006, tras su separación, debió mudarse a la comuna de Santiago, pues en La Pintana se le hacía imposible cuidar de sus hijos -actualmente de 24 y 22 años-, trabajar y estudiar Administración Pública en la Universidad de Los Lagos.
Desde que llegó a comandar la municipalidad, Claudia Pizarro ha ganado popularidad por su estilo directo y franco: ha transparentado en los medios de comunicación las malas condiciones humanitarias y de seguridad que se viven en su comuna. Es por eso que sin buscarlo, la alcaldesa se ha convertido en uno de los rostros emblemáticos de la lucha en contra de la inequidad territorial, que también afecta a otros sectores de la Región Metropolitana.
Esto produjo que, en medio de la crisis social, el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, eligiera a su municipio para donar $ 1.000 millones con el fin de contribuir a que puedan salir del difícil estado en que quedaron tras las manifestaciones: sin supermercados ni el local de Papa John's, primera pizzería de la comuna, que había sido inaugurado solo un par de meses antes. Ante esto, la alcaldesa dice que "aún no hemos recibido esos recursos, porque hay trámites administrativos que hacer".
Pese a todo lo que ha pasado, dice que le gustaría que el gobierno cumpla su promesa de construir una línea de metro para su comuna.
Su labor le ha permitido relacionarse con representantes de todos los colores políticos, pero según admite, tiene una relación cercana con su excompañero de partido, el alcalde de Renca Claudio Castro, y con su par de Valparaíso Jorge Sharp.
-¿Cómo imagina que podrán salir de la crisis?
-Asumiendo que el modelo neoliberal fracasó y que hay que construir uno nuevo.

Imagen foto_00000005

Imagen foto_00000006

Claudio Radonich (Punta Arenas)
"Queremos recuperar el centro de la ciudad"

Desciende de una antigua familia pionera de Tierra del Fuego, magallánico de nacimiento, el alcalde de la llamada "República independiente de Punta Arenas", Claudio Radonich Jiménez (46) hijo de la educación pública, está devastado, porque una crisis social es lo último que hubiera imaginado cuando su comuna estaba "comenzando una temporada turística que prometía batir récord de visitantes".
Si bien no le fue tan mal como a otras comunas del país, en Punta Arenas también se han generado actos de violencia y lo que más preocupa al abogado es que "más allá de los daños materiales, se rompió con una suerte de acuerdo tácito que tenían los magallánicos: protestar con fuerza y convicción sin hacer daño".
Quienes lo conocen, dicen que una característica de su personalidad es la templanza, la cual le ha ayudado a sobrellevar estos momentos complejos. Eso le ha permitido, generarse una rutina en que, según explica "me duermo tarde, después de conocer la situación de seguridad de la ciudad. No tenemos certeza de cuán baja será la actividad económica debido a la cancelación de visitas turísticas y disminución de ventas en el comercio, pero existe una sensación de inseguridad por la extensión de la crisis", alerta el edil. Y, si antes el objetivo era aprovechar al máximo la conmemoración de los 500 años del paso de Magallanes, para lanzar Punta Arenas al mundo como la puerta natural a la Antártica y ser una ciudad base para el mundo científico y académico, hoy hubo un cambio de prioridades para Radonich.
Por estos días aspira a "recuperar y potenciar el centro de la ciudad, con especial énfasis en los pequeños comerciantes locales que han sido los más afectados. Desde el primer día hemos trabajado para atenuar los perjuicios a nuestros vecinos, asegurando el funcionamiento de servicios municipales".
¿Cuál fue el costo en términos de recursos?
-Solamente de daños materiales a bienes públicos de administración municipal, $ 100 millones en reposición de semáforos, cámaras de vigilancia, señales de tránsito, etcétera; pero existe un efecto perverso para nuestros vecinos que se resume en cientos de horas médicas perdidas que deben reagendarse y la pérdida de horas escolares en nuestros colegios, ya que por la fecha no podemos recuperarlas.
Según el militante de RN -desde los 18 años y admirador de Winston Churchill-, ese costo implicará suspender una serie de actividades de fin de año y reasignar esos recursos para lo cual se modificó el proyecto de presupuesto 2020 para reasignar $ 400 millones.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído