Cartas

Reúso de aguas regeneradas

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

En el escenario de profunda escasez hídrica que atraviesa el centro de Chile, se hace imprescindible buscar nuevas fuentes que aseguren el suministro de agua para la población.

Si bien se ha avanzado en la desalinización como parte de la solución, su alto precio y dificultades técnicas para ciudades de interior obligan a pensar en otras alternativas, y es ahí donde cobra vital relevancia la reutilización de aguas regeneradas.

Gracias a la inversión que el país ha hecho en esta materia, y que supera los US$ 1.000 millones, Santiago cuenta con un nuevo recurso producido a partir de lo que antes era un desecho: el agua regenerada que se obtiene en las biofactorías. Se trata de agua limpia que, luego de diferentes tratamientos, resulta óptima para diversos usos como el industrial, riego de parques y plazas e, incluso, el consumo humano.

Este nuevo recurso permitiría a Santiago contar cada año con más de 600 mil millones de litros de agua que hoy no están disponibles en el ecosistema y, de esta manera, reducir la dependencia del escaso caudal de nuestros ríos.

Una idea que no es nueva en el mundo, pues experiencias de California, Singapur y ciudades de Europa dan cuenta de que es posible, viable y una solución real para la crisis hídrica que golpea al país.

Jonás de Miguel
Director de Estrategia de Aguas Andinas

Lo más leído

DF Multimedia