×
Columnistas

Chile plataforma financiera… ¿ahora sí?

Bernardita Piedrabuena economista principal Zahler&Co

Por: Bernardita Piedrabuena | Publicado: Miércoles 12 de diciembre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Bernardita Piedrabuena

Imagine un futuro en el que Chile es usado como puerta de entrada para que extranjeros no residentes de Latinoamérica inviertan en activos regionales o levanten financiamiento en los mercados de capitales regionales. Eso nos convertiría en plataforma financiera regional.

La idea se viene discutiendo hace décadas. Es más, en el último ENADE, el ministro de Hacienda reiteró la idea de desarrollar en Chile una plataforma financiera regional. La pregunta que surge es, ¿qué se necesitaría para lograrlo?

Imagen foto_00000001

En primer lugar, es necesario que el tema esté dentro de las prioridades del programa del gobierno de turno, para lo cual debe competir con otros tanto o más prioritarios. La fórmula que usamos durante el gobierno de la Presidenta Bachelet fue incluir este asunto en la agenda de diversificación de exportaciones, que incluía la exportación de servicios.

Segundo, resulta más atractivo para el gobierno y el sistema político si la política pública que se quiere llevar a cabo tiene beneficios evidentes para los ciudadanos, en particular, para los más vulnerables. La transformación de Chile en plataforma financiera regional debe beneficiar a los consumidores y a las pymes.

Tercero, la formulación y ejecución de toda política pública es un proceso, y como tal, requiere de tiempo para su maduración y continuidad. Dado que los gobiernos en Chile duran cuatro años, para que haya continuidad se necesita construir consensos; contar con equipos técnicos al interior de la administración pública que puedan dar fluidez al proceso; y tener generosidad de parte de todos los gobiernos involucrados (reconocer los esfuerzos y avances realizados por los que estuvieron antes y viceversa).

Cuarto, se necesita convicción, pero también un poco de suerte. Generalmente, el avance en temas importantes, pero no urgentes, se ha dado luego de crisis importantes. A modo de ejemplo, después del caso Chispa se aprobó en Chile la Ley de OPA.

Quinto, se necesita contar con un diagnóstico preciso y cuantificado, para estar preparados si se abre una ventana de oportunidad que permita avanzar. Los estudios y recomendaciones de organismos internacionales son de mucha ayuda; así como el conocimiento y comprensión detallado de las leyes y regulaciones que definen el marco regulatorio de chileno.

Sexto, es necesaria la colaboración entre el sector público y privado, la cual debe basarse en la buena fe y dejar de lado los intereses particulares. Adicionalmente, no ayuda si el comportamiento de la industria financiera no está a la altura de lo que se espera de ella: que haya respeto por los derechos de los consumidores, que no haya uso de información privilegiada, que no existan conductas anticompetitivas.

Por último, hay que tener cuidado de no basar la competitividad de la industria financiera nacional principalmente en rebajas de impuestos. Si ese fuera el caso, cabría preguntarse si Chile es lo suficientemente competitivo para transformarse en plataforma financiera regional.

Lo más leído

DF Videos