Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Columnistas

DF Tax | I+D+I el futuro de Chile

Patricio Jarpa, gerente general de Nanotec Chile.

Por: Patricio Jarpa | Publicado: Jueves 18 de noviembre de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Patricio Jarpa

La investigación y el desarrollo han estado presentes en nuestro país desde hace años, y en especial, desde 2012 -aproximadamente- con la modificación e incentivo tributario a la conocida Ley de I + D. Si a esto le agregamos la "I" de innovación, tenemos una perfecta ecuación para lograr como resultado el desarrollo en progreso económico para la sociedad de cualquier país.

Imagen foto_00000006

En Chile ya es sabido nuestro mal desempeño en I + D, con un 0,36% del PIB, siendo colistas en la OCDE. Todos queremos sostener que es necesario mejorar este indicador, y todos los candidatos a la Presidencia de Chile hablan de aumentar este indicador y prometen aumentar los incentivos, que deben estar presentes en los 3 pilares del I + D + i, es decir, en las empresas, en las universidades y en el Estado mismo representado por organismos como Corfo o Conycit que han desempeñado un destacado rol los últimos 10 años. Sin embargo, la gran pregunta es ¿cómo hacerlo en un país que está entrando a un déficit fiscal cercano al 9%, y que tendrá prioridades indiscutidas en salud y en nuevos niveles de pobreza?

Es mucho más complejo hablar de I + D + i con una economía de mala salud, y es un desafío importante para las futuras autoridades: por un lado, no deben prometer lo que será imposible cumplir, por prioridades que son lógicas, y por otro lado, es el momento de poner orden en el informe de la ciencia al progreso y desarrollo del país. El Presupuesto será muy escaso y los incentivos a los 3 pilares deben tener un foco de largo plazo y no más "tema libre" para científicos o empresarios.

El foco debe estar en nuestras debilidades y en potenciar nuestras fortalezas para defenderlas. Los incentivos, el trabajo de los científicos y empresarios deben dirigirse primero, en energía, considerando nuestro potencial en hidrógeno verde, energías limpias y el potencial del litio para la electro-movilidad; segundo, la administración y distribución del agua en todo el país; y tercero, en la minería, donde debiéramos ser los más competitivos del mundo y no sólo ser los mayores productores, cosa que hoy ya está en duda.

El futuro de Chile, por medio del I + D + i, estará en manos del escenario político que sea, y cuál sea deberá saber cumplir, ordenar el foco y priorizar. Un dato interesante: Israel es casi el ejemplo de estudio, porque tiene un casi 4% del PIB en I + D y usted puede ver cómo administran el agua. Pero, ¿cuánto es el déficit fiscal de Israel? Aquí la sorpresa, es casi un 12%. La diferencia está en su sistema político y su orden.

Lo más leído