Columnistas

DF Tax | Las novedades de la Operación Renta 2021

Analya Gutiérrez, socia de Cumplimiento Tributario de EY Chile

Por: Analya Gutiérrez | Publicado: Jueves 25 de febrero de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Analya Gutiérrez

A partir del primero de enero de 2020, en Chile comenzamos a convivir con nuevos sistemas tributarios que son los que marcarán la pauta de la base imponible que los contribuyentes deberán declarar en la próxima Operación Renta 2021.

En efecto, el nuevo artículo 14 A de la Ley de la Renta se refiere principalmente a aquellos contribuyentes que estaban clasificados en el 14 B antiguo, que determinan su resultado tributario sobre la base de contabilidad completa y cuyos propietarios pagan impuestos finales sobre la base de los retiros efectivos efectuados. Este sistema se caracteriza por la imputación parcial de los créditos de primera categoría frente a los impuestos finales de sus socios, salvo que el socio se encuentre domiciliado en un país con el cual Chile mantenga un convenio para evitar la doble tributación, ya que en este caso podrá imputar el total del crédito por impuesto de primera categoría.

Imagen foto_00000006

En el 14 D N°3 se encuentra establecida la tributación para las Pymes sobre la base de una contabilidad simplificada. La tasa de impuesto corporativo para estos contribuyentes es 25% (no obstante, ésta ha sido rebajada a un 10% hasta el Año Tributario 2023) y este impuesto se imputa totalmente como crédito contra los impuestos finales. Por otro lado, el artículo 14 D N°8 contiene el régimen opcional de transparencia tributaria donde la empresa no paga impuesto de Primera Categoría, sino que su base imponible es asignada a los propietarios, quienes la deben incluir en sus impuestos finales.

De esta manera, todos los contribuyentes deberán enfrentar la Operación Renta para declarar sus ingresos tributarios y pagar los impuestos que corresponda. Para este cometido se debe llenar el formulario 22, de manera consistente con las declaraciones juradas que sean obligatorias.

La tendencia del SII venía siendo sumar declaraciones juradas y disminuir los recuadros informativos en el F-22, por lo tanto, la mayoría de la información tributaria se aportaba a través de las declaraciones juradas. Para este año fiscal esta tendencia se revierte y nos encontramos con un nuevo formulario 22 donde tendremos que llenar mucha información como por ejemplo: base imponible, determinación de los registros empresariales, determinación de las rentas afectas a impuesto, capital propio y su razonabilidad, entre otros.

Además, en la versión disponible del formulario 22 podemos visualizar una nueva estructura y un nuevo formato que contiene un anverso común para todos los que declaren impuestos y cuatro reversos, según el tipo de contribuyente de que se trate (persona natural, empresa del 14 A o régimen Propyme del artículo 14DN°3 o 14DN°8)

El nuevo formato del formulario 22 nos presenta un menú de 23 recuadros para completar y declarar, de los cuales cinco se relacionan con las personas naturales, siete con el régimen 14 A, cinco para contribuyentes del 14DN°3, dos para el régimen Propyme de transparencia y cuatro que son transversales.

Además de los diferentes reversos disponibles en la nueva estructura del formulario 22, llama la atención el recuadro de la razonabilidad del patrimonio tributario, ya que este era un chequeo preventivo que el contribuyente aplicaba para verificar su correcta determinación, pero no una exigencia establecida en la ley.

Por último, el hecho que el formulario 22 de este año sea más robusto y requiera de más información, hace que se generan más puntos de cruce de datos con las declaraciones juradas, por lo cual es muy relevante ser consistente con la información declarada y asesorarse para no cometer errores que pudieran generar demoras en devoluciones de impuestos u observaciones a las declaraciones de impuestos.

Lo más leído

DF Multimedia