Columnistas

DF Transformación digital | Bootcamps de programación para surfear la crisis económica

Vladimir Glasinovic, Director Ejecutivo Talento Digital para Chile

Por: Vladimir Glasinovic | Publicado: Miércoles 25 de noviembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Vladimir Glasinovic

Los bootcamps son planes formativos intensivos y acelerados (3 a 6 meses) que entregan habilidades digitales específicas altamente demandadas tales como desarrollador Full-Stack, diseñador UX/UI, cientista de datos, entre otros. El crecimiento de los bootcamps en USA ha sido explosivo, pasando de poco más de 2.000 egresados el 2013 a más de 20.000 egresados el 2019 y mostrando tasas de empleabilidad superiores al 70%. En nuestro país, gracias a la iniciativa Talento Digital para Chile, pasamos de tener 2 bootcamps el año 2018 con algunas decenas de egresados, a más de 17 bootcamps con cerca de 3.000 estudiantes a la fecha y la meta de llegar a 16.000 talentos digitales egresados al 2022.

Imagen foto_00000004

Si bien la pandemia del coronavirus ha golpeado con fuerza el empleo a nivel global, la demanda por talentos digitales sigue activa. Mientras la OIT estima que se han destruido 400 millones de empleos a nivel global, el motor de búsqueda de empleos Indeed reporta que la demanda por desarrolladores de software, desarrolladores Web, y analistas de cyberseguridad están entre los 15 cargos más buscados y los 5 mejor remunerados. En Chile, se estima que cerca de 2 millones de personas han perdido o visto suspendidas su fuente de trabajo desde la llegada del coronavirus. Sin embargo, de acuerdo al portal de monitoreo DestinaEmpleo, entre junio y agosto de este año, se han publicado más de 7.800 ofertas de empleo para talentos digitales, siendo la más demandada de todas la de desarrollador de software. En el mismo periodo, se publicaron 64.000 ofertas para profesiones no digitales. Es decir, en el momento más fuerte del confinamiento, 1 de cada 8 ofertas de empleo publicadas eran para búsqueda de talentos digitales.

Ante este escenario de pérdidas masivas de empleo y continua demanda por talentos digitales, la iniciativa Talento Digital para Chile cobra especial relevancia como instrumento de protección social, equidad de género y reactivación económica. Protección social, porque no hay mejor protección contra el desempleo que tener habilidades demandadas por el mercado. Equidad de género, porque más del 40% de nuestros estudiantes son mujeres. Reactivación económica, porque serán las empresas que cuenten con el talento necesario para adaptarse a la contingencia, las que podrán tirar con fuerza el carro de la economía. Lo mejor de todo, es que los talentos digitales son resilientes a la pandemia ya que pueden ser entrenados a distancia y teletrabajar sin poner en riesgo su salud.

Son varios los ejemplos de paises alrededor del mundo que han apostado por inversiones en capital humano para capear la actual crisis. Australia y Nueva Zelandia anunciaron respectivamente la creación de fondos de capacitación y reconversión laboral para capear la crisis por US$1.400 y US$1.200 millones respectivamente. Y es que invertir en las personas puede ser más efectivo desde el punto de vista de empleo que las inversiones en infraestructura. En Chile, US$100 millones en infraestructura pública crean 5.000 empleos por un año (principalmente para hombres) mientras que US$100 millones invertidos en un programa de capital humano como Talento Digital para Chile permitirían reconvertir laboralmente 35.000 chilenas y chilenos que han perdido sus puestos de trabajo y reinsertarlos en la nueva economía digital. Es decir, 7 veces más empleos por cada peso invertido! En definitiva, por rapidez y por economía, los bootcamps de programación son una medida efectiva para hackear la crisis económica.

Lo más leído

DF Multimedia