Columnistas

DF Transformación Digital | ¡COVID-19 en Chile! Recalculando el camino

Eduardo Valente, socio líder de Consultoría de EY.

Por: Eduardo Valente | Publicado: Miércoles 22 de abril de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Eduardo Valente

En 2007, Nassim Nicholas Taleb, profesor de finanzas y ex ejecutivo de Wall Street, escribió un libro sobre lo que calificó como eventos de "cisne negro", ya que son imposibles de predecir debido a su extrema rareza, no obstante, tienen consecuencias catastróficas. Como resultado, era crítico que las compañías asumieran siempre que un evento de cisne negro era posible y, por ende, planificaran en consecuencia.

Imagen foto_00000002

La OMS declaró a COVID-19 una emergencia de salud pública de escala internacional. Esta pandemia se ha convertido en un evento de cisne negro, una tragedia humana que afecta a gobiernos y empresas por igual, con una interrupción y riesgos sin precedentes. Es una crisis que tiene profundas implicaciones para las empresas a nivel mundial. Desde el cierre total o parcial de las fábricas, hasta las interrupciones de la cadena de suministro, la escasez de mano de obra y el estrés del flujo de efectivo, hoy las empresas están sintiendo el impacto comercial y financiero.

Así como cuando manejamos en nuestro auto y nos encontramos con un bloqueo en la ruta original, Waze recalcula la ruta llevando en consideración las opciones y riesgos para lograr llegar al destino, lo mismo pasa a medida que las empresas navegan por la crisis actual, hay una serie de cuestiones clave en las que los líderes corporativos deberían pensar, así como los pasos que pueden tomar para remodelar su negocio y planificar la recuperación.

Lo primero es la seguridad de las personas y el compromiso continuo, que consiste en garantizar la seguridad y el bienestar de los empleados. Las personas buscan orientación de sus empleadores, la comunidad y los líderes gubernamentales, por lo que hay que abordar sus inquietudes de una manera abierta y transparente contribuyendo en gran medida a involucrarlos y a asegurar la continuidad del negocio.

Segundo, se sebe reformar la estrategia para la continuidad del negocio, ya que es probable que la mayoría de las empresas experimenten una interrupción significativa en sus operaciones comerciales habituales y se enfrentarán a un bajo rendimiento comercial durante toda la crisis. Estas empresas experimentarán interrupciones en sus compromisos de producción y cadena de suministro, así como cambios significativos en las demandas y el comportamiento de los consumidores.

Lo tercer es comunicarse con los stakeholders relevantes, creando una plataforma para remodelar el negocio y asegurar el apoyo continúo de clientes, empleados, proveedores, acreedores, inversores y autoridades reguladoras.

Cuarto, hay que construir resiliencia en preparación para la nueva normalidad. Una vez que las empresas hayan fortalecido las estrategias basadas en pruebas de estrés y hayan comunicado las nuevas direcciones con sus stakeholders, deberán ejecutarlas en función de los planes revisados mientras supervisan el funcionamiento de las operaciones a diario.

Recalcule la ruta ahora, no más tarde

Como un evento de cisne negro, el COVID-19 es imposible de predecir con la sabiduría convencional y las herramientas de pronóstico. Sin embargo, hay muchas lecciones que las empresas pueden aprender y llevar adelante una vez que la situación haya pasado y tenido la oportunidad de analizar su respuesta. Mientras tanto, las organizaciones deben tomar decisiones y medidas durante la pandemia con la recuperación en mente. Cuando termine esta situación, quedará claro qué firmas tienen la capacidad de recuperación y la agilidad para remodelar su estrategia comercial para prosperar en el futuro.

A largo plazo, las organizaciones deberán considerar cuán robustos fueron sus negocios, equipo de gestión e iniciativas para enfrentar la crisis. También será importante considerar y restablecer los supuestos comerciales que sustentan la cadena de suministro y otras concentraciones a las que muchas firmas han estado expuestas a lo largo del tiempo. Una de las lecciones más importantes que las empresas aprenderán cuando planifiquen la recuperación será cómo aprovechar las vastas oportunidades que ofrece el mercado para la reinvención y recalibración.

Lo más leído

DF Multimedia