Columnistas

El camino de Chile para liderar la región en inversiones verdes

Cristián Lefevre presidente de EY Chile

Por: Cristián Lefevre | Publicado: Viernes 26 de junio de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Cristián Lefevre

Si bien la pandemia del covid-19 es el mayor desafío al que nos enfrentamos en la actualidad, no debemos olvidar otro que también es de gran importancia y que afecta nuestro presente y, sobre todo, nuestro futuro: me refiero al cambio climático. Y esto no es sólo un reto para las personas, sino también para empresas, organizaciones, inversionistas, mercado y Estado.

Imagen foto_00000001

El cuidado y respeto por el ecosistema no es una moda ni un eslogan que usan las empresas y organizaciones para tener mayor reconocimiento social. Es una obligación del que decide hacer empresa en Chile y en cualquier parte del mundo. En nuestro país, pese a la grave situación social y económica que estamos enfrentando, no nos hemos olvidado de esta materia. Por ejemplo, dentro de las medidas del Plan de Reactivación anunciadas por el gobierno para combatir el covid-19 se encuentra la inversión con énfasis “verde” y mitigación de cambio climático. Esta propuesta busca acelerar la cartera de inversión pública ligada a construcción de embalses, obras de regadío y agua potable rural, plantas desalinizadoras -con lo que se ayuda a enfrentar la sequía- e inversión en Energías Renovables No Convencionales (ERNC). En estas energías limpias, Chile ha destacado en los últimos años, siendo hoy el mejor posicionado en la región dentro del reconocido ranking RECAI, que mide los países más atractivos para inversiones en esta materia.

Es que el hecho que un país tenga su matriz energética principalmente alimentada por energías verdes lo convierte inmediatamente en un destino más atractivo que una nación que todavía depende de los combustibles fósiles. Este mismo objetivo de ser cada día más amigable con el medioambiente y sustentable lo tenemos que llevar a todo tipo de industrias, no sólo las termoeléctricas o mineras, que se encuentran entre las más contaminantes.

¿Y qué ganamos con ser cada día más verdes y sustentables? Muchos son los beneficios que obtenemos más allá de asegurar a las próximas generaciones un mejor planeta y el respeto con la flora y fauna. Una de las ventajas es que en los mercados internacionales y fondos de inversión globales están buscando invertir en empresas y proyectos en la región que estén preparados para abordar los riesgos a largo plazo del cambio climático en sus negocios.

Una iniciativa que ayudará a que el país sea más atractivo para estos inversionistas “cazadores” de compañías que están apostando por ser verdes y sustentables es el lanzamiento de la traducción al español del Task Force on Climate-related Financial Disclosures (TCFD), que es el marco más utilizado por las empresas e inversionistas de todo el mundo en el análisis y divulgación de información financiera relacionada a los riesgos y oportunidades asociados al cambio climático.

Se busca que más empresas de habla hispana sean partidarias oficiales del TCFD, ya que hasta junio de 2020 no alcanzaban a ser 40 organizaciones las que han adoptado este marco. Si las firmas chilenas se empiezan a sumar a estos parámetros y guía, las opciones de llegada de capitales y fondos de inversión irán al alza, marcando la pauta en Latinoamérica y favoreciendo el crecimiento y desarrollo de Chile.

Lo más leído

DF Multimedia