×
[an error occurred while processing the directive]
Enrique Manzur

Desigualdad, comparación e insatisfacción

Ph.D, Vicerrector Económico Universidad de Chile

Por: Enrique Manzur | Publicado: Martes 22 de noviembre de 2016 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Enrique Manzur

Enrique Manzur

Un famoso estudio con monos capuchinos desarrollado por el profesor de Emory Frans de Waal, y que ha sido replicado con otros animales, muestra cómo la evaluación y satisfacción respecto de la retribución recibida por realizar una determinada tarea está directamente influenciada por lo que reciben otros por realizar una tarea similar.

En dicho experimento, disponible en Youtube, dos monos en jaulas individuales, contiguas y transparentes deben realizar una simple tarea: recoger una pequeña piedra y entregársela al investigador que los recompensa por ello. Así, el primer mono toma la piedra y la entrega rápidamente, recibiendo como premio un trozo de pepino que come con visible satisfacción. Luego su colega realiza la misma labor, pero este es recompensado con una más atractiva y apetitosa uva. El primer mono, que observó con atención lo ocurrido, vuelve a realizar la tarea requerida y recibe nuevamente un trozo de pepino, esta vez luego de mirarlo lo lanza de vuelta al investigador con evidente molestia. Claramente la retribución, que inicialmente parecía más que razonable, se convirtió en inaceptable al compararla con la obtenida por su compañero.

El corolario es similar al que se deriva de la Parábola de los Jornaleros: un propietario salió muy temprano a buscar trabajadores para su viña, ofreciéndoles un denario, la paga habitual en la época por un día de trabajo. El propietario continuó reclutando trabajadores durante todo el día y al final de la jornada le pidió al capataz que los juntase para pagarles, partiendo por aquellos que habían llegado al final. Al ver que todos recibían un denario, los jornaleros que habían trabajado desde la mañana comenzaron a reclamar, a pesar de que esa era la paga acordada originalmente. Nótese que en ambos casos lo que determina la insatisfacción no es el valor absoluto del pago recibido sino como este se compara con lo recibido por otros.

Tomando en consideración los ejemplos anteriores, no es de extrañar que las empresas sean tan reservadas y celosas con la información de remuneraciones de su personal. Si estas se conocieran, la comparación generaría en muchos una profunda sensación de inequidad e insatisfacción. En este sentido, el principal costo de las exigencias de transparencia en el sector público es que la constante comparación interna rigidiza el manejo de las remuneraciones, haciendo muy complejo retribuir adecuadamente a los profesionales más talentosos y productivos, dificultando con ello su atracción y retención.

Más importante aún es que esta necesidad de comparar no se limita al ingreso sino que está presente en todo ámbito de decisiones. Siempre necesitamos un punto de referencia contra el cual evaluar, en otras palabras, se nos hace difícil determinar el atractivo de algo en términos absolutos. En síntesis, un círculo se ve más grande cuando está rodeado de otros más pequeños y no importa cuán grande sea nuestro propio círculo siempre podremos encontrar otros mayores, por lo que la sabiduría es aprender a valorar lo que hemos logrado sin que ello implique caer en el conformismo.

Lo más leído

DF Videos