Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Jorge Navarrete

Presidenciales y un escenario Heavy Metal

Podría suceder que la derecha compitiera en segunda vuelta con la izquierda más radical, o que el balotaje sea entre las dos fuerzas de izquierda, dejando a la derecha en tercer lugar.

Por: Jorge Navarrete | Publicado: Martes 29 de junio de 2021 a las 08:58 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Jorge Navarrete

Jorge Navarrete

(PLAY >) Los últimos resultados electorales, sumados a los preliminares números que muestran las encuestas, instalan el diagnóstico o la sensación que de cara a la próxima elección presidencial puede pasar cualquier cosa. En efecto, que las preferencias electorales estén distribuidas de manera equivalente en tres tercios abre un escenario de total incertidumbre.
Además de la posibilidad de que el balotaje enfrente a las fuerzas que tradicionalmente monopolizaron la conducción del país en las recientes tres décadas (Chile Vamos y hoy Unidad Constituyente), podría perfectamente suceder que la derecha compitiera en segunda vuelta con la izquierda más radical representada por Apruebo Dignidad (PC, FA y otros), e incluso puede acontecer que el balotaje sea entre las dos fuerzas de izquierda, dejando a la derecha relegada al tercer lugar.

(PAUSE) ¿Pero esta última canción no la hemos escuchado antes?

(< < REW) Los más "experimentados" recordarán el Naranjazo del año 64 y como una parte importante del electorado de derecha abandonó a su candidato Durán para apoyar a Frei Montalva y así impedir el triunfo de Allende.
A los de cierta generación más intermedia nos viene a la mente -aunque al revés- lo ocurrido en Francia para las elecciones de 2002, donde el fracaso de Jospin obligó en segunda vuelta a la izquierda a votar por la derecha de Chirac y así impedir el posible triunfo de los nacionalistas representados por Le Pen.
Y para los más nóveles, tenemos el ejemplo reciente de las elecciones a gobernadores en La Región Metropolitana, donde la derecha, que no pudo pasar a la segunda vuelta, termina en parte apoyando a Orrego para evitar el triunfo de las fuerzas representadas por el FA y el PC.

(FF > >) Es cierto que queda bastante paño por cortar y que cuatro meses en política es siempre mucho tiempo; más cuando hoy se discuten cambios al sistema de sufragio -como la reposición del voto obligatorio- que podrían alterar de manera significativa los próximos resultados de las elecciones en noviembre.
Adicionalmente, y en contraste con lo anterior, habrá otro indicador y predictor del resultado de la contienda presidencial, y se refiere al volumen electoral que cada coalición logre movilizar para sus respectivos procesos de primarias voluntarias. Por último, no dará lo mismo si es Lavín o Sichel, Jadue o Boric, y Narváez o Provoste.

(PLAY >) Con todo, en lo inmediato los ojos estarán puestos en la resolución de las tensiones y problemas al interior de las propias coaliciones políticas. En la derecha, por ejemplo, la candidatura presidencial independiente de José Antonio Kast conspira de manera directa con las posibilidades de que el representante de Chile Vamos esté en la segunda vuelta.
Otro tanto ocurre en la izquierda más radical, especialmente de cara a la posibilidad de que la "Lista del Pueblo" decida también llevar una candidatura a la primera vuelta presidencial. Y en la coalición Unidad Constituyente, la creciente tensión por la forma de dirimir entre Narváez y Provoste podría dejar muchos heridos en el camino, mermando así este explosivo nuevo aire que recorre a dichas huestes de cara a sus posibilidades de volver a la Moneda.

(STOP) Y ya que estamos en código musical, le dejo tres clásicos del rock que pudieran interpretar la sensación ambiente en las tres coaliciones políticas: Run to the Hills (Iron Maiden), Crazy Train (Ozzy Osbourne), y Highway to Hell (AC/DC). Decida usted según su estado de ánimo y pronósticos.

Lo más leído