×
José Antonio Viera-Gallo

Tropiezos de fin de año

José Antonio Viera-Gallo Ex embajadoy y ex ministro de Estado

Por: José Antonio Viera-Gallo | Publicado: Viernes 21 de diciembre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
José Antonio Viera-Gallo

José Antonio Viera-Gallo

El año termina con un horizonte de nubes. No precisamente por un crecimiento económico que muchos esperaban de mayor envergadura, sino por tropiezos políticos provocados por el propio gobierno, que la oposición no está en condiciones de capitalizar.

El asesinato de Camilo Catrillanca ha puesto al descubierto dos asuntos de la mayor importancia. Primero, que el Plan Araucanía no era coherente con una presencia policial con una capacidad de fuego desproporcionada. No se puede tender una mano para la paz y mantener un arma letal en la otra bajo la espalda. Los videos muestran el nivel de armamento del llamado Comando Jungla. Para colmo las autoridades se vanagloriaron de su capacidad para imponer el imperio de la ley. Hoy el accionar policial está en entredicho en la zona, aumentando la sensación de inseguridad.

Imagen foto_00000002

El otro punto evidente es que las policías gozan de una autonomía considerable, lo que facilita que no informen de sus operativos, diluyan sus responsabilidades o hasta cambien la versión de lo que sucede. Ello ha ocurrido también en gobiernos anteriores, pero en menor magnitud. A medida que el conflicto en La Araucanía se agudiza, el problema se vuelve más evidente. Vivimos la más grave crisis en Carabineros desde el retorno de la democracia.

A lo anterior se suma el traspié diplomático con el Pacto de Marruecos sobre migraciones. Si Chile lo hubiera suscrito, como casi todos los países latinoamericanos, nadie se habría percatado y nada habría cambiado. El incidente no sólo provocó un fuerte debate en el sector de la política exterior –área normalmente de consenso–, sino que abrió una grieta entre el gobierno y la oposición. Para los opositores la migración es un tema sensible. Muchos conocieron directamente la persecución y fueron amparados por ACNUR.

El gobierno había tomado una medida positiva al permitir la legalización de los inmigrantes ilegales y estaba intentando ordenar el flujo migratorio; por eso parece tan fuera de lugar no suscribir un pacto que tiene el mismo propósito y que el propio Presidente alabó en la ONU, así como el anuncio de que la Cancillería está revisando todos los posibles compromisos multilaterales en curso.

El Presidente abusando del lenguaje, critica a la izquierda porque promete el paraíso y conduce al infierno. ¿Cómo, entonces, valora a la Concertación?

El infierno se le asoma al gobierno por el otro costado, con el resurgimiento del pinochetismo y el auge del nacionalismo extremo, que el triunfo de Bolsonaro en Brasil contribuye a impulsar. La elección en la UDI, aunque estrecha, es una muestra, así como la audiencia que José Antonio Kast tiene entre dirigentes de la UDI y RN. Cecilia Morel le sale al paso y Allamand critica a Desbordes, pero la vocera de gobierno se ve forzada a señalar que el pinochetismo entra dentro de la “diversidad” propia de Chile Vamos. El diseño de Piñera apuntaba a renovar la derecha, pero se encuentra remando contra la corriente dados los vientos que soplan desde Washington y ahora Brasil, y varios países europeos. El desafío lo tiene Piñera dentro de su coalición. Si polariza el escenario político, si adopta un discurso confrontacional y toma medidas de corte nacionalista, lejos de contentar a su sector más extremo, le dará nuevo ímpetu.

Es de esperar que las fiestas de fin de año —con resolución de paro portuario de Valparaíso mediante— disipen los anuncios de tormenta, y el próximo año el país pueda discutir las reformas planteadas por el gobierno en un clima político distinto.

Lo más leído

DF Videos