Padre Hugo Tagle

Constituyentes verdes

Padre Hugo Tagle En twitter: @hugotagle

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 9 de noviembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

La nueva Constitución debe ser verde. En efecto, adherirse a lo que debería ser tendencia mundial, una clara opción por una economía sustentable, circular, y un decidido apoyo a medidas en pro del medio ambiente.

Ya se han adelantado temas con la discusión de puntos sensibles: agua y energía limpia. De seguro este acento encontrará acogida en el articulado constitucional.

Comencemos por introducir un principio básico en el cuidado del medio ambiente: quien ensucia, limpia y paga. La industria debería ser la primera en preocuparse de implementar principios así de básicos. En esto de crear riqueza y crecer, hay mucho de proactividad, de anticiparse a los efectos "colaterales" negativos de las propias acciones. Las "zonas de sacrificio", como se ha llamado a las que sufren los daños de productos contaminantes, coinciden con zonas muy empobrecidas que parecieran estar condenadas a padecer los efectos de un pseudo progreso.

Ya ha dado buenas señales una serie de rubros. Un ejemplo es el grupo de embotelladoras chilenas unidas para gestionar el retiro y reciclaje de los envases desechables, y el "ecoetiquetado" para empresas que promuevan el reciclaje. En fin, no faltan las buenas ideas para cuidar el único planeta que tenemos.

Más que grandes leyes o un par de artículos constitucionales para tranquilizar la conciencia, se requiere una "conversión ecológica", como lo ha llamado el Papa Francisco. "Creerse el cuento" de que esto de cuidar la naturaleza no es una "moda cool", sino un asunto de sobrevivencia. Y no se trata de ponerse apocalíptico. Quizá el mundo no se acabe. Pero, si no cambiamos de actitud, en 30 años más lo tendremos muy difícil.

Empecemos con algo sencillo. Sugiero que las reuniones de los constituyentes y comisiones sean en "modo verde", vale decir, ecológico. Desde las fuentes de energía que se usen, hasta utilización de productos ecológicos (papel, lápices, envases reciclables). Y predicar con el ejemplo apostando a una clara austeridad. Que los constituyentes vivan en el proceso mismo de gestación de la nueva carta fundamental lo que queremos para todo Chile. Tan importante como el objetivo es el recorrido.

Y como en proponer no hay engaño, sugiero desde ya que varias de las sesiones se realicen en sectores complicados de Chile. O sea, una convención en parte "itinerante". Que se reúnan en Bajos de Mena, La Pincoya, Cerros de Valparaíso, Alto Hospicio y Temucuicui, por nombrar algunos. Que ese chileno ahí, vivo y real, sea fuente de motivación para un Chile mejor.

Lo más leído

DF Multimedia