×
Columnistas

Sistema consolidado de información y tasas de interés justas

Sebastián Robles Fundador de Kredito y profesor Escuela de Negocios U. de Chile

Por: Sebastián Robles | Publicado: Viernes 29 de noviembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Sebastián Robles

El Banco Central nos acaba de recordar en su último informe de estabilidad financiera que al menos el 20% de los deudores del país siguen sobre-endeudados y con una situación económica compleja. Para revertir esta situación y asegurar la sustentabilidad de las finanzas en los hogares de Chile, nuevamente propuso la creación de un sistema consolidado de información de deudores que permita eliminar las distorsiones producidas por la asimetrías de información entre los oferentes de crédito. Las personas no pueden esperar y ya es el momento de que las autoridades escuchen a los especialistas.

Imagen foto_00000002

Para que un ciudadano tenga una situación económica que no sea compleja, su endeudamiento total en créditos de consumo no debería superar seis veces sus ingresos mensuales, y lo que paga mes a mes en las cuotas no debería superar el 30% de su ingreso mensual. Esto va a ser imposible de lograr sin un sistema consolidado de información, ya que hoy todos los oferentes de crédito acceden a información parcial sobre el real nivel de deuda de sus clientes. A modo de ejemplo, la Comisión para el Mercado Financiero accede únicamente a la información del 75% de la deuda de los hogares y el sesgo en la industria de crédito es evidente.

Como en Chile apenas el 16% de los bancarizados accede a un crédito de consumo con su banco, la mayoría de las personas termina endeudándose en cajas de compensación o con tarjetas de tiendas comerciales —como Hites, La Polar, ABC Din, CMR y Walmart—, con tasas más altas que las que se pueden obtener con un crédito de consumo en una sucursal bancari,a y típicamente sin siquiera darse cuenta del real costo total de su crédito.

Con un sistema de información consolidado, las personas podrán permitir que todas las entidades financieras, bancarias y especialmente las no bancarias, puedan asesorarlas en sus finanzas personales y ayudarlas a reducir sus costos de financiamiento. Por ejemplo, les permitiría recibir ofertas para la consolidación de sus deudas y ahorrar costos mediante el acceso a una mejor tasa de interés, al existir mayor competencia.

Si el gobierno y los parlamentarios quieren realmente ayudar a las finanzas de todos los chilenos, deberían seguir la recomendación del Banco Central de Chile, y al igual que en Europa, permitir que las personas sean dueñas de sus datos financieros y que los puedan compartir con quien estimen conveniente, incluyendo entidades bancarias y no bancarias. En otras palabras, democratizar el acceso a ofertas con la mejor tasa de interés posible que el sistema les pueda entregar y evitar las distorsiones de la asimetría de información en la industria de credito.

El principal desafío no es técnico. Implementar un sistema consolidado de información de deudores en Chile no es complejo y las fuentes de información ya existen. El gobierno y el Congreso pueden acelerar la habilitación de este sistema y ayudar a todos los Chilenos a acceder a tasas de interés justas.

Lo más leído