×
Editorial

Acuerdo presupuestario 2020

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000004

l protocolo de acuerdo suscrito entre el ministro de Hacienda y los parlamentarios que conforman la comisión mixta constituye un avance importante en el marco de la discusión del proyecto de ley de presupuestos 2020, que debe ser aprobado antes de que finalice este mes. Tres son los elementos centrales que habría que destacar de este acuerdo.

Primero, se trata de un presupuesto que va a totalizar un monto global aproximado a los US$75 mil millones -equivalente a un 25% del PIB-, lo que representa un aumento de 3,8% sobre lo presupuestado para este año, en un contexto en que el crecimiento de la economía va a ser significativamente inferior. Es decir, es un presupuesto concebido para combatir el ciclo negativo que se avecina, generando un déficit efectivo que va a bordear el 3% del PIB.

Segundo, demandas sociales que son de larga data están siendo incluidas en esta discusión, entre las cuales destaca el aumento de 20% en los subsidios previsionales para los beneficiarios del pilar solidario; la incorporación de rebajas en las tarifas del transporte público para los adultos mayores; y una reprogramación para los deudores morosos del CAE, condonándose los intereses penales adeudados, y pudiendo acceder a un costo del crédito de 2%. Todo esto representa un esfuerzo fiscal importante, que estará siendo financiado con recursos de todos los chilenos.

Tercero, se contemplan recursos para fortalecer la inversión en áreas críticas, como infraestructura para enfrentar la escasez hídrica y construcción de nuevas viviendas. En un contexto en que se anticipa un fuerte ajuste en la inversión privada, el anuncio de un impulso fiscal por esta vía constituye una buena señal.

Lo que falta por explicar con mayor precisión es lo referido al financiamiento de este presupuesto en el marco de este acuerdo. Estando los mercados financieros altamente sensibles a las señales que se reciben -lo que está aconteciendo con el precio del dólar es una muestra elocuente-, sería de la mayor importancia aclarar a la brevedad tanto el financiamiento de corto plazo de estas iniciativas, como también los compromisos que se asumirán para retomar la senda de convergencia hacia un equilibrio estructural en un plazo razonable.

Lo más leído