Editorial

¿Otra ley corta en pensiones?

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

l parecer la discusión previsional en curso podría terminar, al igual que lo ocurrido en 2019, con una nueva ley corta, que volvería a mejorar el Pilar Solidario Previsional, tanto en términos de montos como de cobertura. El gobierno estaría planteando avanzar hacia un nuevo aumento de la Pensión Básica Solidaria, para acercarla a la línea de pobreza ($ 177.000), junto con una extensión de la cobertura del Sistema de Pensiones Solidarias (SPS) para cubrir a los pensionados pertenecientes al 80% de los hogares de menores ingresos del país.

Imagen foto_00000002

La idea tiene aspectos positivos, pero también elementos complejos, que exigen que una política de este tipo sea evaluada con cuidado, no sólo por sus efectos en el corto plazo, sino también por los desafíos de mediano plazo que surgirían de su aprobación.

Lo primero que habría que mencionar es que existe un consenso bastante amplio sobre la necesidad de comprometer mayores recursos fiscales en materia de apoyo a la vejez, ya que a pesar del problema demográfico que enfrentamos, el gasto social en edad avanzada ha tendido a caer en términos del PIB, de un 6% del PIB en 2000 a un 4% el año pasado. Esto se explica porque la caída del aporte estatal al sistema antiguo no ha sido totalmente compensada por el aumento del gasto del SPS. Sin embargo, la situación fiscal actual es muy compleja, lo que hace necesario revisar las fuentes de financiamiento para un aumento bastante significativo del gasto del SPS. Una combinación de mayor recaudación junto con reducción de otros gastos parece necesaria para hacer viable la mejoría del pilar solidario.

Pero además de lo anterior, cualquier solución permanente al grave problema previsional que enfrentamos exige como condición necesaria un aumento del ahorro. Mejorar sólo los beneficios solidarios sin una exigencia de mayores cotizaciones, tanto obligatorias como voluntarias, puede terminar siendo contraproducente, si es que los mayores beneficios no contributivos terminan por desincentivar la formalidad y el ahorro.

Son muy importantes en esta materia los aspectos de diseño del pilar solidario, ya que tal cual como opera actualmente genera desincentivos a contribuir. Se debe tener cuidado con agravar aún más ese problema.

Lo más leído

DF Multimedia