Editorial

Pensando en los desafíos de fondo

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

n materia económica, los tiempos actuales están mayormente consumidos por la urgencia de hacer frente a los efectos de la pandemia en el corto plazo. Eso es comprensible. En varios sentidos, la crisis que estamos viviendo no tiene precedentes, y por eso tampoco lo tienen muchas de las medidas implementadas tanto desde el Estado como desde el sector privado. De ahí que los mayores esfuerzos de reflexión y organización estén dedicados a aliviar el impacto del coronavirus, lo que a menudo se hace en desmedro de una imprescindible mirada de largo plazo sobre los desafíos económicos de Chile, tanto los conocidos de larga data como los nuevos que se siguen sumando.

Imagen foto_00000002

Resulta bienvenida, por lo tanto, una preocupación por los temas de fondo, como la pregunta que inspiró hace un año a un académico de la U. de Chile y un experto del BID a pedir propuestas de diversas fuentes para abordar dichos desafíos, como consignamos en nuestra edición de ayer: “¿Cómo hacemos para retomar el dinamismo en el crecimiento de la economía chilena?”

Se trata de una pregunta tan oportuna y pertinente, como difícil de responder. En efecto, son muchas las áreas en las que Chile parece “entrampado”, incapaz de resolver problemas bien conocidos (como pensiones e impuestos, entre otros), y a la vez poco hábil para enfrentar desafíos de nuevo cuño, como los de la economía digital. Parte importante de la explicación sin duda radica en factores políticos —a estas alturas, ya más bien falencias políticas—, pero tampoco hay duda de que resulta clave “pensar en nuevos temas y nuevas formas de enfrentar problemas viejos”, como dice uno de los impulsores del proyecto.

El clima actual no parece el más propicio para la reflexión seria y ponderada que requieren estas y otras temáticas relevantes para las perspectivas de desarrollo de Chile. Pero, desde luego, esperar que estén dadas las condiciones idóneas es la forma más segura de no avanzar. La tarea de buscar soluciones a nuestros problemas de fondo, y no sólo a los más urgentes, debe continuar a pesar de esta pandemia, y quizás más a causa de ella.

Lo más leído

DF Multimedia