Editorial

Una negociación difícil para un acuerdo necesario

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

l ministro de Hacienda envió este lunes una minuta a los parlamentarios que participan en la negociación de un plan de emergencia para la protección de los ingresos y para la reactivación de la economía. No obstante contemplar un volumen de recursos significativo –US$ 10 mil millones para un período de 20 meses, cercano a lo que propusieron los economistas convocados por el Colegio Médico-, no tuvo una buena recepción opositora.

Imagen foto_00000002

La diferencia de opiniones es legítima, pero si el objetivo es un acuerdo que genere un marco de referencia aceptado por todos –como el país necesita con urgencia-, es imprescindible que las partes cedan respecto de sus posturas iniciales. No hay espacio para maximalismos.

La propuesta del Gobierno se hace cargo de varias materias en que se había solicitado una enmienda, eliminando así el carácter decreciente del Ingreso Familiar de Emergencia y ampliando el universo elegible de beneficiarios, aumentando la cobertura contenida en la ley de protección al empleo, y proponiendo también un mecanismo de garantía estatal para deudas de las empresas de mayor tamaño, a lo que se suma incorporar incentivos tributarios y subsidios a la contratación de nuevos trabajadores.

Si bien las medidas esbozadas ameritan un análisis más profundo y existe espacio para modificaciones, lo que no parece procedente es adoptar una posición de trinchera, restándole todo mérito al avance que significa una propuesta de este tipo.

Los lineamientos propuestos por el Gobierno combinan adecuadamente la necesidad de abordar mediante medidas de muy corto plazo la falta de ingresos que afecta a buena parte de la población, con incentivos para impulsar la puesta en marcha de la economía nuevamente. Encontrar un justo punto medio no es tarea fácil, pero no se debe olvidar que la única fuente que permitirá recuperar los puestos de trabajo perdidos en esta pandemia es el crecimiento económico.

Los incentivos tributarios considerados en la propuesta gubernamental, sumados a las otras medidas, constituyen un paso en la dirección correcta.

Lo más leído

DF Multimedia