Macro

Barry Eichengreen Académico de la Universidad de California en Berkeley: Pandemia, cambio climático y desigualdad: “Los bancos centrales no pueden quedarse al margen”

El economista defiende que la pandemia llega a recordar que “ninguna configuración única es óptima en todas las circunstancias”.

Por: Montserrat Toledo | Publicado: Lunes 22 de febrero de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000003

La crisis climática, la desigualdad y la estabilidad financiera. Estos son, según el economista estadounidense Barry Eichengreen, algunos de los temas que se espera que los bancos centrales aborden, sumándose a los mandatos que se suelen limitar a la estabilidad de precios y objetivos de inflación.

El académico de la Universidad de California en Berkeley publicó hace algunos días “Bancos centrales de nuevo modelo” en Project Syndicate, artículo en el que escribe que con la crisis financiera de 2008 y ahora con el coronavirus, “hemos visto a los bancos centrales intervenir para respaldar una gama creciente de mercados y actividades”.

Desde California, el exasesor principal de políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI) explica a DF que lo anterior se manifiesta en que “los bancos centrales están proporcionando ayuda específica a las empresas afectadas por la pandemia, comprando una amplia gama de activos financieros además de los valores tradicionales del Tesoro, y cooperando estrechamente con las autoridades fiscales, por ejemplo”.

- ¿Qué tienen en común la estabilidad financiera, el cambio climático, la pandemia y la desigualdad que son los “nuevos temas” para los bancos centrales?

- Sin duda, estos se encuentran entre los desafíos “existenciales” más importantes que enfrenta la sociedad global. Esta es la razón por la que los bancos centrales no pueden simplemente quedarse al margen mientras otras agencias gubernamentales y la sociedad civil se ocupan de ellos.

- ¿Por qué se convierten en una responsabilidad de los bancos centrales?

- Cuando un país está en guerra, todas las agencias de gobierno, incluido el banco central, tienen la tarea de ayudar en los esfuerzos para librarla. La idea es que problemas urgentes como la pandemia, el cambio climático y la desigualdad son crisis existenciales “equivalentes a una guerra”, lo que significa que sería un abandono de las responsabilidades fundamentales del banco central no abordarlos.

- Ante constantes e impredecibles amenazas, como las pandemias o crisis climática, ¿los mandatos de los bancos centrales deberán modificarse reiteradamente en el futuro?

- Es de suponer que sí. Cuando los problemas urgentes que enfrenta la sociedad cambian, también deben cambiar los mandatos de las agencias gubernamentales. Por qué excluir al banco central.

- ¿Será una lección de la pandemia para los bancos centrales ser más abiertos o flexibles a los cambios?

- Los bancos centrales siempre han cambiado -se podría decir evolucionado- en respuesta a circunstancias cambiantes. Por tanto, la pandemia es un recordatorio de que ninguna configuración única para un banco central es óptima en todas las circunstancias.

- ¿La pandemia ha revelado otras debilidades o necesidades de actualización de los bancos centrales?

- Hemos visto a los bancos centrales intervenir en los mercados de una variedad de activos financieros donde no han intervenido antes: mercados de bonos corporativos, mercados de derivados y otros. Estas acciones son un recordatorio de que los bancos centrales tienen un rol fundamental como prestamistas y proveedores de liquidez de última instancia.

El aspecto tranquilizador es que más bancos centrales de mercados emergentes y de países en desarrollo han podido relajar y apoyar la economía en respuesta a la recesión inducida por la pandemia, donde en el pasado, al enfrentar turbulencias financieras, se vieron obligados a ajustar. Esta es una indicación del progreso en la construcción de la credibilidad de los bancos centrales.

- ¿Qué respondería a los “puristas de la banca central” que argumentan que abordar nuevos temas podría impactar la autonomía de las instituciones? ¿Son temas excluyentes?

- Mientras más amplio es el mandato del banco central -más temas nuevos se les agregan-, más difícil es mantener la independencia y autonomía del banco central. Pero esto no es una justificación para ignorar nuevos problemas. Los riesgos de hacer muy poco para abordar la pandemia, el cambio climático o la desigualdad deben equilibrarse con los riesgos de poner en peligro la independencia del banco central. En el mundo de la formulación pragmática de políticas, hay pocos absolutos.

- ¿Cómo pueden alcanzar este equilibrio? ¿Con qué herramientas?

- Los banqueros centrales tienen que comprender los riesgos para la salud, los riesgos del cambio climático y los problemas de desigualdad a nivel granular. Necesitan entender cómo esos riesgos afectan su capacidad para lograr sus objetivos políticos. Y necesitan entender cómo sus políticas monetarias y regulatorias afectan los riesgos en cuestión. Comprender estos asuntos a nivel granular significa contratar y trabajar con epidemiólogos, cientistas climáticos, sociólogos y otros.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Multimedia