×
Actualidad internacional

Analista internacional: “La clave para Argentina es la aprobación del presupuesto y cumplir con la materia fiscal”

Para el profesor de política latinoamericana, esta semana será clave para que Mauricio Macri pueda demostrar estabilidad y gobernabilidad.

Por: María Gabriela Arteaga | Publicado: Lunes 10 de septiembre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

El gobierno argentino enfrenta esta semana una prueba de fuego: enviar al Congreso el presupuesto 2019, que deberá incluir el ambicioso ajuste fiscal y las otras medidas anunciadas recientemente para resolver la crisis y lograr la renegociación que está en curso con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Para Ignacio Labaqui, analista senior para Argentina de Medley Global Advisors, “la clave está en mostrar compromiso político” en la discusión del texto y mostrar que hay un sendero creíble en materia fiscal.

Imagen foto_00000002

- ¿Era evitable la crisis si se hubiesen aplicado las medidas al inicio del gobierno, como plantean algunos analistas?

- Eso es narrativa de analistas demasiado ortodoxos. En lo personal creo que ese enfoque es una estupidez, porque es ignorar la forma en que Mauricio Macri llegó al gobierno: con votos propios, en una transición sin crisis, sin mayoría en ninguna de las dos cámaras y sin el control de la calle. No compro esa idea de que había que hacer todo lo difícil al principio. Hay gobiernos que lo intentaron y les fue muy mal, como el de Carlos Andrés Pérez en Venezuela o el de Fernando Collor de Melo en Brasil. Intentar un ajuste draconiano sin sustento político es no entender mucho de qué va la política.

Además, ello hubiese precipitado una reacción mucho más fuerte de ciertos actores sociales y tal vez hubiera comprometido la situación de Macri en las elecciones a medio término. Eso no es menor, viendo que desde 1928 ningún gobierno no peronista ha culminado su mandato. Este gobierno asumió con fuertes restricciones políticas, aunque también hay que reconocer que se han cometido varios errores.

- ¿Cuál sería el principal error?

- El diagnóstico que hicieron. Creer que podían bajar la inflación a un dígito en cuatro años y además se sobreconfiaron en que un cambio de régimen económico, con figuras con mejores credenciales frente al mercado, iba a generar una ola de inversión extranjera directa y crecimiento. Y eso no se cumplió. El problema no estaba en el gradualismo, sino que en el primer año se hizo muy poco en materia de ajuste fiscal. A ello se sumaron factores externos como el Brexit, el triunfo de Donald Trump, la guerra comercial entre EEUU y China y el alza de tasas en EEUU. También la sequía, algo que el gobierno no podía controlar. Con esto no quiero decir que no haya habido errores internos. Por ejemplo, haber movido la meta de inflación en diciembre minó la credibilidad del banco central y eso contribuyó a la crisis actual.

- ¿Qué tiene que hacer Macri para salir airoso de esta situación?

- La clave es la aprobación del presupuesto que se envía esta semana, mostrar compromiso político, y cumplir la materia fiscal. Las dudas del inversionista pasan por la falta de garantía de gobernabilidad. Tiene que despejarse la duda de la capacidad de Macri de culminar el mandato. No lo veo factible porque tiene un escudo legislativo lo suficientemente fuerte y la oposición está fragmentada.

Bajo riesgo de estallido

- ¿Ve señales de un posible estallido social que se refleje en la continuidad del gobierno?

- Si bien vamos a ver un incremento de la conflictividad social, el riesgo de un estallido social es bajo. Ni una crisis económica ni un deterioro de la situación social voltean por sí solos a un gobierno. Tampoco la falta de popularidad. Macri, a pesar de haber perdido mucha popularidad, aún mantiene la lealtad de un tercio del electorado. Y amén de ello, si bien su gobierno es de minoría, su coalición tiene poco más de 40% en la cámara baja. Además, en la medida que la coalición de gobierno no se quiebre, y que no se cometan errores groseros en casos de incremento de la conflictividad social, diría que el riesgo de una crisis institucional es bajo. Agregaría que el hecho de que la oposición esté fragmentada y que nadie tenga interés en hacerse cargo de esta situación le es funcional al gobierno. En este sentido, la situación es totalmente diferente a la de 2001.

- ¿Ve la puerta abierta para el retorno del kirchnerismo?

- Hacer cualquier ejercicio de pronóstico electoral en medio de este contexto es casi ficción, pero creo que esa probabilidad es baja. Con una relativa normalización de las variables económicas, incluso sin una economía en crecimiento, no veo un retorno del kirchnerismo. Cristina Fernández tiene un piso alto de votantes, de entre 25% y 30%, que la va a respaldar pase lo que pase, pero la acecha el tema de los cuadernos que, aunque no hará que pierda el voto duro, sí le va a fijar un techo al respaldo. Ella es una candidata que sólo impide que surja otra figura opositora fuera del kirchnerismo. Es un factor de división de votantes y de dirigentes.

- ¿Tendría entonces Macri más fácil la reelección?

- No. Esto no quiere decir que Macri se va a reelegir. Parece difícil que su popularidad crezca en los próximos meses. Pero, si a mediados de 2019 esto se supera y la economía muestra signos de estabilización, él podría usar la narrativa del piloto de las tormentas: “El hombre que logró atravesar la tormenta y mantener el barco a flote”.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Videos