×
Columnistas

Constitución mínima, subsidiariedad y solidaridad

José Francisco García

Por: José Francisco García | Publicado: Miércoles 5 de abril de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

José Francisco García

En una reciente columna publicada en este medio, titulada “Evópoli: autogol constitucional”, Antonio Correa de Idea País critica nuestra propuesta constitucional por excluir de la Carta Fundamental la consagración de los principios de subsidiariedad y solidaridad. Sostiene además que ello es contradictorio con la defensa que Evópoli hace de la subsidiariedad activa en su declaración de principios. No es fácil encontrar en su columna los fundamentos de su crítica. Con todo, no es difícil llegar a la raíz de su confusión conceptual: asimilar el programa político de la derecha con la Constitución Política de la República.

El planteamiento de Evópoli en esta materia es simple: la Constitución debe ser un documento modesto, secreto de su grandeza y legitimidad. Una Constitución mínima, que busca establecer las principales instituciones del Estado, sus límites y un conjunto básico de derechos y libertades. ¿Principios constitucionales? Sí, aquellos fundamentales que sirven para iluminar mínimos comunes: dignidad humana, libertad, igualdad, respeto a los derechos humanos, democracia constitucional y Estado de Derecho. No muchos más. Con ello, nos alejamos de propuestas maximalistas o moralizantes, que buscan transformar las constituciones en meras declaraciones líricas o modelos de conducta. También nos alejamos de aquellos planteamientos que quieren imponer, cristalizar, fosilizar modelos económicos y sociales en la Carta Fundamental, tan propios de conservadores y “progresistas”.

Entendemos que las constituciones deben buscar condiciones para que sea en el proceso democrático donde se aborden las controversias económicas, sociales y culturales más complejas y que dividen a la sociedad. Es allí donde -primero en las elecciones, luego en el Congreso-, se debaten las políticas públicas que concretizan principios políticos como los de subsidiariedad y solidaridad. ¿Estado subsidiario? ¿Estado solidario? ¿Una mezcla de ambos como parece proponer Correa? Discutámoslo en el proceso democrático.

¿Es la subsidiariedad un principio político relevante para Evópoli? Lo es. ¿Es lógicamente contradictorio reivindicarlo y no establecerlo en la Constitución como acusa Correa? Evidentemente no. ¿Queda la sociedad civil desprotegida sin la consagración constitucional del principio de subsidiariedad? Para nada. La libertad de asociación y demás libertades garantizadas son una protección mucho más robusta y de mayor status en nuestra tradición constitucional.

Por lo demás, si la propuesta de Idea País es consagrar en la Constitución el principio de solidaridad y se lo toman en serio –lejos de la pura retórica o de la estética–, es muy probable que, más temprano que tarde, se encuentren en la vecindad de la propuesta constitucional de la Nueva Mayoría, con derechos sociales universales exigibles ante los jueces.

Lo más leído

DF Videos