Columnistas

DF Conexión a China | Comercio electrónico transfronterizo: una oportunidad

MARTIN GONZÁLEZ SOLAR e IGNACIO NORAMBUENA MATTE GS&Co. Abogados y Consultores

Por: Martín González Solar e Ignacio Norambuena Matte | Publicado: Martes 15 de junio de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Martín González Solar e Ignacio Norambuena Matte

Pese a los estragos globales del Covid-19, China tuvo en 2020 un crecimiento del PIB de un 2.3%. Es cierto, el más bajo en décadas, pero fue la única gran potencia que tuvo números positivos, lo cual da señales de la resiliencia de su economía.

Hemos visto industrias fuertemente golpeadas a nivel mundial, y otras que han podido ajustarse a los cambios aprovechando el contexto. ¿Qué diferencia a unas de otras? Siguiendo el proverbio chino: “La vida nunca puede darnos seguridad, sólo puede prometernos oportunidades”. Es así como el año pasado, en plena crisis, el comercio electrónico transfronterizo o “Cross Border Ecommerce” (CBEC) B2C, creció un 31.1%, y se robusteció como un potente canal comercial con China.

Imagen foto_00000003

Mediante plataformas online (como Tmall, JD.com, Pinduoduo y otras) una empresa exportadora chilena puede vender online directamente a consumidores finales chinos, evitando el alto número de intermediarios que tiene el canal tradicional, y gozando además de total autonomía para dirigir su estrategia comercial y de marketing. El comercio electrónico de China es, sin lugar a duda, el más grande del mundo, acumulando más del 50% de las transacciones globales. Se prevé que en 2021 su volumen sea mayor que el de Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Alemania y Francia combinados.

Con más de 710 millones de compradores digitales, sumado al momento macroeconómico de China, con un crecimiento del 18,3% el primer cuarto de 2021, y una proyección del 8% para el resto del año, podrían presentarse perspectivas auspiciosas para los exportadores chilenos. El creciente poder adquisitivo chino, la demanda por alimentos y bebidas para la seguridad alimentaria, el incremento exponencial de la vida urbana vs. rural, los mejores niveles educativos, la longevidad de la población y las nuevas tendencias de consumo de los consumidores chinos, todo eso se combina con beneficios regulatorios del CBEC, bajos aranceles, reducción de costos para los exportadores en relación al canal tradicional y trámites simplificados de internación, hacen del CBEC un canal de venta fundamental en la pandemia y más aún en la post-pandemia.

Lo sorprendente es que, a pesar del auge, el CBEC sigue siendo un canal de venta casi inexplorado, incluso desconocido, por la mayoría de las exportadoras chilenas. Para 2022, casi el 70% de la población china comprará en línea, presentando una oportunidad de acceder a una base enorme de consumidores ávidos por comprar online directamente del productor. Por lo tanto, aquellas empresas que busquen expandirse y obtener resultados sostenidos en el mercado chino deberían comprender las implicancias en la creación de una tienda online, los aspectos logísticos y las herramientas de marketing digital necesarias (RRSS, SEO, SEM, KOL), sin los cuales se hace complejo conseguir una rápida tracción en venta en un mercado competitivo como es el chino.

Hecho lo anterior, la decisión de inversión en una estrategia de CBEC en China no será trivial, sino debidamente analizada y orientada a resultados.

Lo más leído

DF Multimedia