×
[an error occurred while processing the directive]
Padre Hugo Tagle

Se buscan padres

Padre Hugo Tagle En twitter: @hugotagle

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 12 de junio de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

Sigue la tendencia de deterioro de la convivencia nacional. Quizá por encontrarnos en una etapa preelectoral, se radicalizan las posturas y aumentan las descalificaciones con preocupante facilidad. Tendemos a pintar la realidad con colores básicos, incapaces de distinguir matices, reduciéndolo todo a la categoría de “amigos-enemigos”, “buenos y malos”, “blanco o negro”. Nos hemos vuelto intolerantes. Cada uno se siente dueño de la verdad. Y eso liquida las relaciones sociales.

Muchos diálogos se vuelven una sarta de descalificaciones a quien no comparte las ideas propias. Me preocupa especialmente a nivel juvenil en que, si no se está de acuerdo, se borra al otro del mapa. Y no se aprovecha la diversidad de opiniones para crecer y enriquecer las propias. Las redes sociales nos regalan la sensación de iguales que es ficticia. Como allí se puede elegir a los amigos y borrar a quienes me desagradan, voy construyendo un mundo ficticio de acuerdo a mis moldes, distorsionando el mundo real para crear una pantomima de él.

Urge un esfuerzo global por crecer en respeto, tolerancia y aprecio al otro. La regla de oro en toda relación social debe servirnos de norte: “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti”.

Y en otro orden de cosas, quiero felicitar a los médicos, enfermeras y funcionarios del hospital de Talca que se preocuparon de cuidar a Rodrigo Sepúlveda, niño que fue abandonado allí hace 16 años por su familia. Rodrigo padecía una extraña enfermedad degenerativa que llevó a su familia natural a dejarlo en el recinto. El martes pasado fue su funeral con una misa. Tras ser abandonado, quedó al cuidado del personal de ese hospital hasta el año 2010. Fue en esa oportunidad cuando una de las enfermeras lo acogió en su casa y lo hizo uno más de su familia. Hasta que el pasado domingo murió ¡Gracias a esa enfermera y su generosa familia por haber acogido a Rodrigo y haberle regalado cariño! ¡Dios recompensará tanta generosidad! Su actitud y ejemplo son un elogio a la vida y un ejemplo de su defensa y cuidado que vale más que mil discursos ¡Gracias!

Celebramos el próximo domingo el día del padre. La paternidad está de capa caída en nuestra patria. Un buen referente paterno es clave para un crecimiento sano, estable, seguro. El mejor aliado en los momentos difíciles de la vida y un puntal de apoyo para una maduración efectiva y plena. Si es padre de familia, dé lo mejor de sí, hasta el sacrificio. El mejor legado para sus hijos.

Lo más leído

DF Videos