Suscríbete


Suscríbete

50%dcto

Columnistas

Propuestas previsionales antagónicas de Kast y Boric

Por: Maria Eugenia Jiménez, directora ejecutiva de la consultora previsional Brain Invest. | Publicado: Martes 23 de noviembre de 2021 a las 13:42 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Maria Eugenia Jiménez, directora ejecutiva de la consultora previsional Brain Invest.

Tener pensiones dignas es una de las principales preocupaciones de los chilenos, así fue expresada con fuerza en las protestas de octubre de 2019, y los candidatos presidenciales ganadores de la primera vuelta ofrecen dos modelos antagónicos para hacer frente a esta demanda.

Mientras José Antonio Kast propone mantener el sistema de capitalización individual y las AFP, Gabriel Boric quiere terminar con estas administradoras y crear un nuevo sistema tripartito, solidario y público.

En una mirada más detallada de los programas de ambos candidatos en materia previsional, Kast establece el ingreso de otras entidades financieras a la administración de los ahorros; el aumento gradual de la cotización del 5% de cargo del empleador; fomentar el APV para la clase media con mayores aportes del Estado; aumentar la cobertura del Pilar Solidario al 80% de la población mayor de 65 años de menores recursos; una pensión mínima garantizada financiada con recursos fiscales; aumentar la Pensión Básica Solidaria y la Pensión Máxima de Aporte Solidario en 20%; aumentar la edad de pensión para las mujeres a 65 años, modificar las regulaciones de las AFP para que éstas no puedan cobrar comisiones cuando la rentabilidad de los fondos sea negativa, y permitir el retiro total de los ahorros a quienes tengan hasta 5 años cotizados.

Boric, en cambio, define que las nuevas cotizaciones serán invertidas en un órgano público autónomo; una Pensión Básica Universal de $ 250 mil para cada pensionado del sistema reformado desde los 65 años, cuenten o no con contribuciones; aumento de la cotización en 6% de cargo del empleador; eliminación del tope imponible; una tabla de expectativa de vida igual para hombres y mujeres; permitir que los ahorros voluntarios se destinen para incrementar la pensión que financiará con sus contribuciones y la rentabilidad colectiva, la cual estaría pre definida; la creación de subsidio para el trabajo no remunerado y periodos de cesantía, y que las empresas en las cuales se inviertan los fondos de pensiones deben contar con representantes de los afiliados que se elegirán democráticamente

Como vemos, el programa de Kast mantiene el actual sistema con algunos cambios y el de Boric hace un giro a un modelo en el que el trabajador "ya no tendrá propiedad sobre el nuevo ahorro, sino que tendrá derecho a la seguridad social", como aclaró la asesora previsional del candidato, Claudia Sanhueza.

Es inevitable que se realicen reformas mayores al sistema actual, ya que está demostrado que personas con cotizaciones de poca densidad no financian una pensión mínima y quienes imponen por más tiempo siguen recibiendo pensiones bajas. Los actuales números no alcanzan. Se requiere una tasa de cotización cercana al 20%, con el aumento de la contribución de trabajadores y empleadores, subsidios al desempleo para que los trabajadores no dejen de imponer y cambiar los cálculos de la expectativa de vida de las personas.

Para que cualquiera sea el sistema de pensiones que nos rija tenga legitimidad, es importante que mejoren las pensiones de la clase media y del sector más vulnerable, a través del Pilar Solidario

La gran duda es si estarán los recursos para que ello ocurra y de si el nuevo Congreso que debutará en marzo votará o no a favor de la propuesta de quien sea el próximo Presidente de la República, y por tanto, de si se avanzará en alcanzar la promesa de contar con pensiones dignas o quedará sólo en eso, en una promesa.

Lo más leído