×
[an error occurred while processing the directive]
Columnistas

Transición energética y Acuerdo de París

Andrés Rebolledo Ministro de Energía

Por: Andrés Rebolledo | Publicado: Martes 6 de junio de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Andrés Rebolledo

El mundo vive tiempos inciertos en cuanto a si podrán alcanzarse los compromisos internacionales de reducción de emisiones de gases efecto invernadero. Si la humanidad falla en sus esfuerzos por mitigar y adaptarse a la realidad del cambio climático, podemos enfrentar consecuencias extraordinariamente adversas en un futuro próximo. Por ello, hoy más que nunca lo responsable es ratificar nuestro compromiso en el Acuerdo de Paris-Cambio Climático para lo cual el sector energía es fundamental.

Desde el sector energético chileno hemos comprendido que nuestro rol no puede ser pasivo. Las emisiones del sector equivalen a cerca del 77% de las emisiones nacionales, principalmente provenientes de la quema de combustibles fósiles, como el carbón, gas natural y gasolina, utilizados para generar electricidad, calefacción, y en el uso de vehículos, la industria y minería.

Afortunadamente para nuestro país, las energías renovables no convencionales (ERNC) han tenido un auge sin precedentes los últimos años. A marzo de 2017 la capacidad instalada en solar, eólica, minihidros y biomasa, correspondió a un 14% de la Matriz Nacional (3.040MW). Esto ha evitado la emisión de 6,7 millones de toneladas de CO2, si hubiesen sido construidas centrales termoeléctricas a carbón en su reemplazo. ¡Esto es equivalente a sacar de circulación a casi la totalidad de los autos de Santiago por un año!

Que el sector energético sea actualmente más dinámico en términos de inversiones a nivel nacional no es casualidad. Es el resultado de políticas públicas impulsadas por la Agenda de Energía lanzada en mayo de 2014, y que están en línea con la Política Energética al 2050. Hoy tenemos 45 centrales en construcción, de las cuales un 81% es energía renovable, limpia y amigable con el medioambiente. Durante este gobierno la participación de tecnologías renovables ha aumentado casi tres veces.

La irrupción de las ERNC no es un fenómeno transitorio. Chile ha demostrado que estas energías pueden competir de igual a igual con tecnologías convencionales. Nuestro país tiene condiciones geográficas extremadamente favorables para ello. El desierto de Atacama es el lugar de mayor radiación solar en el mundo. Adicional a nuestro potencial hidroeléctrico, disponemos de energía eólica a lo largo de todo el país y ya tenemos la primera central geotérmica de sudamérica.

Por otra parte, es importante destacar que el sector eléctrico en Chile ha hecho un importante esfuerzo para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, adecuando sus centrales térmicas a las exigentes medidas contenidas en la Norma de Emisiones para Termoeléctricas, vigente desde 2012.

Los esfuerzos en el sector energía son clave para alcanzar el compromiso de Chile en el Acuerdo de París. El futuro nos traerá no sólo más generación eléctrica renovable. La electrificación del transporte nos brinda la oportunidad para descarbonizar fuertemente nuestra matriz energética. Incluso actividades productivas como la minería podrán aprovechar de reducir su huella de carbono de manera eficiente. Sin duda, ya hemos emprendido un viaje sin retorno hacia un mañana más sustentable, nuestro medioambiente nos exige que avancemos en esa dirección.

Lo más leído

DF Videos